domingo, 14 de junio de 2015

QUE HACER SI TE ENTREGAN O TE ENCUENTRAS UN POLLITO DE PERDIZ.

http://www.grefa.org/

CONSEJOS DE GREFA.



El alojamiento y la temperatura

El primer y más importante paso a seguir cuando encuentres un pollito huérfano, es proporcionarle calor lo antes posible. Suele ocurrir que, después de estar a la intemperie, los pequeños aparezcan fríos, débiles y deshidratados, lo que hace que sus movimientos sean lentos y torpes o incluso parezcan estar sin vida; si no reciben calor pueden morir en poco tiempo. Como medida de urgencia usa tu propio calor, sosteniendo al pájaro entre las manos o sujetándolo contra tu cuerpo.
Una vez en casa, aunque algunas aves tienen unos requisitos especiales para ser alojadas, en general puedes seguir estos consejos:
Temperatura Si el pollo es nidícola (confinado al nido) y está en la Fase 1 de desarrollo, colócalo en un pequeño cuenco con el fondo cubierto con algunas capas de papel de cocina. Instala su nuevo nido en una caja más amplia. Para mantener al pollo caliente, lo mejor es una manta eléctrica a una intensidad moderada colocada debajo de la caja. También pueden servir bolsas de agua caliente (un buen sustituto son las cantimploras o botellas de plástico con tapón) o sus pender una bombilla de 60w (mejor si es de infrarrojos). Algunos rehabilitadores usan de día la bombilla de 60w y de noche la esterilla eléctrica de forma que el animal tiene la sensación del ciclo día-noche. En cualquier caso, ¡NUNCA usar ambas cosas a la vez!.
Un ave adquiere conciencia de su entorno mucho antes de salir del huevo. Varios días antes de eclosionar percibirá los chillidos y llamadas que emiten sus padres al llegar al nido o abandonarlo.
La proporción de polluelos que salen del cascarón por la mañana es más elevada que la de aquellos que lo hacen por la tarde, y esto sugiere que, incluso dentro del huevo, poseen ya algún tipo de ritmo diurno.
Los polluelos hambrientos pueden inducir a sus padres a alimentarlos pidiendo ruidosamente la comida cada vez que sus padres se acercan al nido. Esto estimula a los padres a aumentar sus esfuerzos. Sin embargo, este comportamiento de petición de comida comprota también el riesgo de que un depredador oiga dichas llamadas. La necesidad que el polluelo tiene de alimentos debe ser equilibrada a los riesgos de ser devorado. A veces resulta ventajoso no armar demasiado ruido.
Las especies nidícolas tienen la ventaja de no gastar energía en correr de un lado a otro, ni tampoco mucha energía en mantenerse calientes; por consiguiente, pueden dedicar al crecimiento una proporción del alimento que reciben mayor que en el caso de los polluelos nidífugos. Por esta razón crecen con mayor rapidez.
La tasa de crecimiento de las crías de las aves –en especial de las nidícolas- es extremadamente elevada. El polluelo de petirrojo pesa unos dos gramos cuando sale del huevo, alcanzando a los once días su desarrollo completo, pesando entonces unos veinte gramos.
Si el abastecimiento de alimento se reduce durante cierto tiempo, muchos polluelos de aves se encontrarán en grave peligro y morirán. Sin embargo, el polluelo de vencejo común es alimentado con pequeños insectos voladores que sólo son abundantes en los días soleados; por tanto, el pollo de vencejo se encuentra a menudo conque sus padres no pueden suministrarle gran cantidad de alimento. Crece con una lentitud mucho mayor que la mayoría de las aves pequeñas, pero puede soportar mucho mejor los períodos de escasez de alimentos.
Cuanto más pequeño es el cuerpo de un ave, relativamente mayor es su superficie y por tanto más elevada es la pérdida de calor. Las aves europeas más pequeñas, el reyezuelo sencillo y el reyezuelo listado, pesan sólo unos 6 gramos; el buitrón, unos 7 gramos; el mito, 8 gramos, y el carbonero garrapinos y el chochín, menos de 10 gramos; todas estas especies suelen tener serias dificultades para conservar el calor durante las frías noches de invierno, y lo hacen a costa de consumir una gran cantidad de energía. Por ejemplo, un gorrión que se retira a descansar puede pesar unos 26 gramos, de los cuales unos dos gramos son de grasa que se pueden utilizar durante la noche para mantenerse. Normalmente al amanecer perdido más o menos un gramo (4% de su peso).
En Europa, la gran mayoría de las aves son monógamas en la que los dos individuos de cada pareja defienden un territorio y crían a sus polluelos. En otras partes del mundo existen distintas especies que crían de forma cooperativa, esto significa que en un territorio conviven más de una pareja y que más de dos aves lleven el alimento a los polluelos.
Existen varios modos en que las aves alimentan a sus polluelos: algunos pollos toman directamente el alimento de la garganta (los pelícanos); otros, alimentan a sus pollos con pequeños trozos de una presa mayor (los halcones); otros, alimentan a los pollos regurgitando un líquido cruzando el pico dentro de el del pollo (las tórtolas); en otras especies los adultos regurgitan la comida en el suelo (las gaviotas); en otros casos el adulto coloca el alimento dentro del pico del pequeño.

SÉ PRÁCTICO

Sea cual sea la opción que elijas, ten en cuenta dos cosas muy importantes:
  • A)Eleva la temperatura del pollito POCO A POCO pero SIN EXCEDERTE.
  • B)Coloca la fuente de calor en un extremo de la caja de forma que el pollo pueda acercarse o alejarse de la misma.
Cuando el pollo sea volantón (Fase 2 de desarrollo) necesitará un espacio más amplio que le permita poder ejercitarse libremente. Durante esta fase, se acostumbran a estar cada vez más tiempo fuera del nido (aclimatación) y a comer por sí mismos. Un par de cestos para la ropa sucia invertidos uno sobre el otro, forman una segura “jaula de mantenimiento” que puede ser usado como vivienda para los pájaros de dos o tres semanas de edad, dependiendo de la especie. Coloca el nido dentro de estas cestas y facilítale unas perchas que las atraviesen de lado a lado para que las use una vez salde del nido. No mantengas al pollo en una jaula convencional para pájaros, sus plumas se cuelan por entre los barrotes y se estropean con facilidad. Tampoco pongas agua en la instalación hasta que su plumaje esté totalmente desarrollado, podría caerse dentro, mojarse y enfriarse. La comida que le prepararás llevará el agua que necesite. Debe dejarse al pollito en este tipo de alojamiento hasta que esté listo para ser rasladado a un espacio más amplio de vuelo y posterior liberación (Fase 3 de desarrollo).
Si el pollito “adoptado” es nidifugo (abandona el nido al poco de nacer), básicamente sigue las mismas condiciones de alojamiento, sólo que en lugar de un cuenco que simule un nido pon, en un extremo de una caja más grande, un plumero para que el pollo pueda cobijarse.
Tranquilidad, aislamiento. Tus nuevos huéspedes necesitan un entorno muy tranquilo por lo que deberían ser molestados exclusivamente al alimentarlos o al limpiar la caja.

AlimentacionAlimentación


¡NUNCA ALIMENTES A LOS PÁJAROS CON PAN Y LECHE!

 Como regla de oro, lo mejor es informarse sobre la alimentación propia de la especie e intentar imitar al máximo su dieta natural. En general, en la naturaleza, la mayoría de pollos nidícolas (sean de especies carnívoras, insectívoras o granívoras), reciben de sus padres una dieta blanda (ya que sus estómagos no están preparados para digerir la comida de los adultos) que lleva un alto contenido en proteína, calcio y vitaminas necesarias para el crecimiento. El desafío consiste en encontrar una dieta aceptable, adecuada, barata y de fácil preparación como sustituta.

Aves insectívoras:
  • Pasta para aves insectívoras (este no es la alimentación más adecuada pero puede ser la opción mas factible de conseguir en tiendas hasta conseguir otra alimentación más adecuada)
  • Tenebrios o gusanos de la harina
  • Grillos
  • Gusanos de la miel
Una alimentación no adecuada problema de alimentarlas con otros alimentos puede causarle grabes trastornos digestivos, de crecimiento, perdida y mala calidad del plumaje, hasta la muerte del animal, En este enlace veras toda la alimentación necesaria para estas aves, si por distintas razones no consigues estos productos llama a un centro de recuperación de fauna y acércales el animal ellos esta cualificados para atender a estas aves.


Aves granivoras
  • Papilla de cereales para bebés con proteínas.
  • Germen de trigo.
  • Harina de maíz.
  • Harina de avena.
  • Manzana triturada.
  • Huevo duro.
  • Pipas de girasol molidas.
Prepara sólo la comida del día pues se estropea fácilmente, guarda la comida que no se haya usado en la nevera. También puedes congelarla en cubiteras para poder descongelarla en porciones. Si no sabes con certeza si el pollo es granívoro o insectívoro, aliméntalo con la fórmula para insectívoros hasta que puedas identificarlo.

¿CÓMO ADMINISTRAR LOS ALIMENTOS Y CON QUÉ FRECUENCIA?

Respecto a los pollos nidícolas el modo de alimentarlos varía según la fase de crecimiento en la que se encuentre:
Fase 1: Si pide el alimento y abre el pico (lo que puede ser estimulado mediante ligeros golpecitos en la caja o silbidos), será suficiente meterle con delicadeza hasta el fondo del pico, con unas pinzas, pequeñas porciones de la pasta alimenticia que has preparado. Si le cuesta tragar puedes humedecerla con agua.
Si por el contrario no quiere comer, tendrás que forzarlo abriéndole el pico con sumo cuidado.
La frecuencia de las cebas en esta fase será a intervalos de treinta minutos todo el día durante las horas de luz. Por cada ceba, le daremos alimento hasta que esté saciado (suelen estarlo a las tres o cuatro tomas). Según crezcan los pollos, alarga progresivamente los intervalos entre cada ceba hasta una hora. Con cuidado y delicadeza, quita los restos de comida pegados alrededor del pico con los dedos o un bastoncillo para los oídos humedecido.
Fase 2: Durante esta fase y por regla general, tiene que aprender a picotear la comida. Una forma fácil de enseñárselo es dejando la comida en el suelo de la caja, de forma que el pollo pueda ver de dónde toman las pinzas el alimento. Es el momento en el que se suele producir el imprinting, por lo que debes reducir tu presencia al máximo.
Fase 3: Cuando se encuentre en una jaula exterior, el pollo volantón ya sabe comer por sí solo, por lo que bastará con esparcir la comida por el suelo. Los granitos de piedrecillas o arena que se mezclen con la comida resultan beneficiosos para el proceso digestivo del animal. Es conveniente además, mezclar comida natural con la comida preparada: insectos (para insectívoras), semillas (para granívoras), frutas (para ambos)... Algunas frutas podridas puestas en un rincón de la jaula atraerá a cientos de mosquitas y otros insectos que si bien son inofensivos para el hombre resultan un exquisito manjar para las aves insectívoras... ¡y una buena oportunidad para aprender a cazar!.
A los pollos nidífugos bastará con esparcirles la comida por el suelo de la jaula una vez al día. En el caso de que no coman nada, tendrás que forzarles a comer.

Preparación para la suelta

Cuando el joven volantón ya tiene las plumas suficientemente desarrolladas para volar y está bien gordito, no bastará con liberarlo. Antes, deberá hacer ejercicios para musculares y aprender a buscarse el alimento por sí mismo. Para ello lo ideal sería trasladarlo a una jaula exterior de un mínimo de dos metros de alto, dos metros de largo y dos metros de ancho; con ramas, perchas y posaderos a distintas alturas, agua a disposición, una caja en la que pueda esconderse, etc. La estructura puede ser construida de madera con los lados recubiertos de una rede de plástico de jardín. Dos de los lados deben ser opacos y sólidos para proteger del viento y para que puedas acercarte a dejarle la comida a través de una pequeña puerta sin que el pollo te vea.
Parte del techo también deberá estar cubierto para proteger de la lluvia y el sol. Idealmente desde la jaula el pollo debería ver el hábitat natural que le corresponde. En cualquier caso no debería acostumbrarse a la presencia de personas, perros o gatos. Además de comer solo, ahora el pollo tendrá que aprender a buscar el alimento, por lo que sería conveniente semiesconder parte de la comida. Si no puedes construir un voladero contacta con algún centro de recuperación.
Esta preparación para su libertad debería durar unos diez días. Por otro lado, no será adecuado hacerla en todas las especies (por ejemplo, los vencejos o golondrinas no podrán volar ni cazar insectos en un espacio tan reducido).

Chochin ferferreiroLiberación

Los pájaros deben ser liberados tan pronto como sea posible. Lo ideal sería devolverlos al lugar donde los encontramos. Si ello no fuera posible, tenemos que tomar algunas medidas en el punto de liberación para que nuestra ave sepa reconocer el lugar una vez liberado. Una buena idea es preparar una caja y situarla en el punto de liberación con nuestra ave dentro para que reconozca el lugar al menos durante una hora, después procederemos a abrirla. Durante este proceso mantendremos una discreta observación de manera que no intercedamos negativamente y el ave pueda salir y entrar en la caja repetidas veces para acceder a la comida que previamente habíamos dejado en el interior de la caja. Es muy importante liberar al ave a primera hora de la mañana para que tenga tiempo de ubicarse y encontrar alimento, también hemos de elegir un día cálido, y por supuesto que el lugar elegido sea apropiado para la especie y se encuentren otros ejemplares de su misma especie allí.
Sería extraño que el ave empiece a buscar el alimento por sí mismo desde el primer momento de ser liberado, por lo que en la mayoría de las ocasiones estaremos depositando comida varios días o hasta que el alimento depositado no sea comido en tres días consecutivos. Mientras el ave ha permanecido en cautividad, hay que acostumbrarle a comer regularmente a una hora para que cuando le liberemos mediante el sistema de la caja, el ave regrese y pueda encontrar la comida esperándole.
No hay que liberar al ave hasta que no coma por sí mismo, y hay que recordar que cuanto más tiempo pase con nosotros más tiempo necesitará para adaptarse a la naturaleza. Procurar no mantener más de un mes a nuestra pequeña ave para garantizar su perfecta adaptación, prolongar la cautividad puede causar adicionales problemas y estrés.
 

¿Qué riesgos afrontará nuestro pollito una vez liberado?

Además de los peligros naturales a los que deben enfrentarse todos los pajarillos (depredadores como gavilanes, azores, esmerejones..., el frío, la lluvia, los ataques de sus congéneres por la lucha territorial, enfermedades...) hay otros riesgos que están directa o indirectamente provocados por la actividad humana:
  • Ataques por gatos domésticos ¿Qué puedes hacer? Pónselo difícil al gato: un collarín con un cascabel le delatará unos segundos antes del ataque.
  • Caza por disparo, uso de redes japonesas, liga, etc. ¿Qué puedes hacer? Estas trampas están prohibidas, si en un paseo por el campo te las encuentras avisa a un guarda del SEPRONA o agente forestal.
  • Colisiones contra ventanas, vehículos, edificios luminosos... ¿Qué puedes hacer? Pon en tu ventana una pegatina con la silueta de un ave rapaz. Esto evitará que el ave se precipite contra el cristal. Las cortinas también hacen “visibles” las ventanas. Diles a tus papás que no conduzcan muy rápido, especialmente en carreteras comarcales.
  • Uso de pesticidas. Miles de aves mueren intoxicadas por esos productos químicos vertidos en el campo. ¿Qué puedes hacer? Consume productos biológicos. Aunque son más caros, son muy sanos tanto para ti como para el medio ambiente.
  • Comercio. Muchos animales exóticos y autóctonos sufren y mueren por culpa del comercio. ¿Qué puedes hacer? No compres pájaros exóticos ni de la fauna autóctona. Son muy bonitos volando libres. Sin embargo, si lo haces asegúrate de que han sido criados en cautividad.
  • Pérdida y degradación del hábitat.
Cientos de pequeñas aves ingresan cada año
en nuestro hospital de fauna salvaje, para ser tratados y cuidados
con los criterios que os hemos expuesto.
Si quieres ser uno de nuestros voluntarios, ponte en contacto con nosotros.
Haciéndote socio también ayudas a que estos pollos sobrevivan

No hay comentarios:

Publicar un comentario