viernes, 5 de septiembre de 2014

Se confirma el empeoramiento de la contaminación por ozono de la capital


La contaminación por ozono troposférico en la ciudad de Madrid ha empeorado este año, ante la ausencia de información por parte del Ayuntamiento y la falta de medidas para evitarlo.
En un balance provisional, antes de que termine el verano meteorológico, Ecologistas en Acción denuncia la tendencia negativa, con cinco estaciones que superaron los límites legales de contaminación. Casa de Campo, El Pardo, Tres Olivos, Farolillo y Barajas registraron más días de superación de lo permitido.
El Ayuntamiento de Madrid tiene una red de medición de la contaminación compuesta por 24 estaciones. De ellas, catorce miden los niveles de ozono troposférico, lo que proporciona un diagnóstico de la incidencia de este gas tóxico en la ciudad.
En un balance provisional, pues aún se registrarán episodios de alta contaminación mientras se mantenga una fuerte insolación, la situación es preocupante. Hasta el 31 de agosto, cinco de estas catorce estaciones ya han superado el Umbral de Protección a la Salud según los criterios de la Directiva europea. Esta normativa indica que el ozono no puede superar más de 25 veces al año una concentración (como media durante ocho horas) superior a los 120 microgramos de este contaminante por metro cúbico de aire.
Según los datos del propio Ayuntamiento, el ranking es el siguiente: Casa de Campo, 31 días de superación; El Pardo, 29; Tres Olivos, 29; Farolillo, 28 y Barajas, 27. Entre las que aún no han superado este umbral de protección a la salud (25 días) pero que previsiblemente lo rebasarán en breve, están: Ensanche de Vallecas, 23; Arturo Soria, 22; y Plaza del Carmen, 20. Más abajo en la lista, están Retiro (13) o Barrio del Pilar (12).
Los niveles altos de ozono están ligados a la emisión de gases que provienen del tráfico de vehículos, esencialmente el dióxido de nitrógeno, puesto que el ozono se forma por la incidencia de los rayos de sol sobre dichos gases precursores en las horas centrales del día.
Ninguna zona de Madrid queda libre de la acción del ozono troposférico. Pero se da la paradoja de que son las zonas verdes y residenciales más alejadas del tráfico las que sufren una incidencia mucho mayor: Casa de Campo o El Pardo marcan la pauta en este sentido.
Para Ecologistas en Acción sigue siendo escandalosa la ausencia de información hacia la población por parte del Ayuntamiento de Madrid, como clamorosa es la falta de medidas para evitar la emisión de gases precursores de formación de ozono. La insostenible movilidad de cientos de miles de vehículos está en el origen de esta contaminación que produce evidentes daños en la salud de personas y también en la economía de la capital.

No hay comentarios:

Publicar un comentario