domingo, 21 de septiembre de 2014

: Jornada de Sextaferia en Illas, Asturias)

Gente extraordinaria
PALABRAS DIBUJADAS – "El sutil trazo de la memoria", de Fernando Fueyo
Dice Rachel Carson: “Para mantener vivo en un niño su innato sentido del asombro, se necesita la compañía de, al menos, un adulto con quien poder compartirlo. Redescubriendo con él la alegría, la expectación y el misterio del mundo en que vivimos ”.
¿Qué nos ha ocurrido? Un gran silencio nos acompaña en las ciudades. Los gorriones (esa chiquillería del aire, calles y plazuelas) nos avisan. Hace tiempo que su presencia no es tan abundante, los niños y sus juegos también han abandonado el espacio urbano.
Hoy, una enorme orfandad asiste al viajero cuando evoca otra época no tan lejana. Hurga en las raíces del tiempo e intenta rescatar de la memoria los espacios que le permiten continuar. Así, y con el ánimo elevado, decide acudir a lugares donde trascurrieron sus juegos e infancia. Ayudado por la ensoñación, penetra en el bosque mixto de los recuerdos…
Hubo un tiempo en que la naturaleza era parte del hogar. Todos los niños se reunían para jugar e investigar en el claro del bosque, pescar y zambullirse en el río, correr tras las mariposas, dejarse rodar por pendientes alfombradas de flores y de hierba alta. Los juegos continuaban entre los diversos árboles, rocas y cuevas del bosque, transformados en barcos de piratas, castillos o, simplemente, lugares para observar. Todo en aquel tiempo causaba asombro y emoción. Al declinar el día, la actividad festiva se tornaba en la recogida de leña y hierbas medicinales que cubrían las necesidades del hogar. Ese ir y venir, ese trasiego y buen uso y aprovechamiento de los recursos, mantenía limpio todo el entorno.
La naturaleza proveía y protegía la vida rural.
El viajero no recuerda que sucedieran incendios en su niñez. Ahora una leve luz se abre paso entre los negros y densos nubarrones que nos asolan. En un pequeño concejo de Asturias, Illas, tendrá lugar este fin de semana, una sextaferia. Niños desde los 3 años y mayores, unirán su voluntad y entusiasmo, dedicarán sus fuerzas y abandonarán sus juegos, para limpiar y recuperar el cauce de los ríos, adecentar viejos molinos, caminos, erradicación y clausura de vertederos ilegales, plantar árboles, colocar y construir cajas nido, reparación del mobiliario de las áreas de juego… Maravillosa experiencia, llena de vivencias en el niño y un recuerdo hermoso para el ser humano del mañana".
“El mundo tendrá una generación de idiotas el día que nos controle la tecnología”, que dijo Albert Einstein.
(FOTOS: Jornada de Sextaferia en Illas, Asturias)

No hay comentarios:

Publicar un comentario