domingo, 9 de marzo de 2014

El bisfenol A está ligado al cáncer de próstata

bisfenol A y cáncer de próstata


Investigadores del Centro Oncológico de Cincinnati, en Estados Unidos, muestran que los niveles de bisfenol A (BPA) en la orina de los hombres podrían ser un marcador de cáncer de próstata y que bajos niveles de exposición al BPA pueden causar cambios celulares en células de la próstata no malignas y malignas.

Esta investigación, publicada en la edición de este lunes de 'Plos One', proporciona la primera evidencia de que los niveles de BPA en la orina pueden ayudar a predecir el cáncer de próstata y que la interrupción de un ciclo de duplicación celular a través de la exposición a dosis bajas de BPA puede causar el desarrollo de cáncer en la próstata.

BPA, un contaminante ambiental con la actividad del estrógeno que se utiliza para hacer plástico transparente duro y es común en muchos recipientes de productos alimenticios, se ha relacionado con defectos neurológicos, diabetes y distintos cánceres, incluyendo de mama y de próstata.

La investigadora principal de este estudio, Shuk-mei Ho, directora del Centro del Cáncer de Cincinnati, presidenta de Salud Ambiental y profesora del Colegio de Medicina de la Universidad de Cincinnati, dice que la exposición humana al BPA es común y que los estudios en animales muestran que el BPA contribuye al desarrollo del cáncer de próstata, pero que los datos humanos son escasos.

"El cáncer de próstata es el segundo cáncer más común entre los hombres en América del Norte y uno de cada seis hombres lo desarrollará a lo largo de su vida", dice esta experta. "Sin embargo, el cáncer rara vez se diagnostica en hombres menores de 40 años con casi dos tercios de los casos reportados en los hombres a los 65 años", detalla.

En este sentido, explica que los principales factores que contribuyen son la edad, la raza y los antecedentes familiares, mientras que se sabe poco sobre el impacto de los disruptores endocrinos en el cáncer de próstata. Ho agrega que en Estados Unidos, la exposición al BPA es generalizada, superior al 90 por ciento en la población general, y que la absorción por la piel, inhalación e ingestión de alimentos y agua contaminados son los principales tipos de exposición.

"Como un disruptor endocrino que imita las hormonas estrógeno y de la tiroides, el BPA también actúa como un disruptor metabólico e inmune", subraya Ho, quien alerta de que los efectos adversos para la salud del BPA son extensos, algo que han demostrado los estudios en animales.

"Sin embargo, los estudios en humanos que vinculan la exposición al BPA al riesgo de cáncer mayor son limitados -continúa--. Nuestro estudio examinó la asociación entre los niveles de BPA en orina y el cáncer de próstata y evaluó los efectos del BPA en el inicio de anomalías en el centrosoma, como un mecanismo subyacente en la promoción de la formación del cáncer de próstata".

El centrosoma es un orgánulo necesario para la correcta división celular y con frecuencia se observan anormalidades del centrosoma en los cánceres. En la investigación, los autores evaluaron el BPA de 60 pacientes de urología usando muestras de orina.

Los científicos encontraron niveles más altos de BPA en los pacientes con cáncer de próstata que en los pacientes con cáncer de otro tipo (5,74 mg/g de creatina en comparación con 1,43 mg/g de creatina) , y la diferencia fue aún más significativa en los pacientes de menos de 65 años de edad.

Además, los investigadores examinaron las células normales de la próstata y cancerosas mediante inmunofluorescencia, permitiéndoles ver la distribución de la molécula objetivo y buscar específicamente anormalidades en el centrosomal y patrones de crecimiento.

"La exposición a bajas dosis de BPA incrementó el porcentaje de células con amplificación del centrosoma de dos a ocho veces", informa Ho. "El BPA no es un carcinógeno reconocido, por lo que surgen preguntas que rodean el mecanismo detrás de la correlación positiva de la exposición al BPA con cáncer de próstata", añade.

"Varios estudios han demostrado que la amplificación del centrosoma es un factor importante que contribuye a mutaciones cromosómicas en los tumores humanos. Se examinó el perfil del centrosoma de las células de cáncer de próstata tratadas con BPA y encontramos que el tratamiento con BPA aumentó el número de células con centrosomas anormales", concreta.
Fuente: que.es

No hay comentarios:

Publicar un comentario