jueves, 20 de febrero de 2014

Las luchas ambientales son huérfanas políticas: ni la derecha ni la izquierda las apoyan por estar a la sombre del consenso del productivismo,




Nos lo canta la comparsa contra el polo químico y la contaminación de la ciudad de Huelva, la tierra, el aire y su ría.

No hay comentarios:

Publicar un comentario