miércoles, 11 de diciembre de 2013

Las mejores restauraciones ecológicas del mundo demuestran las ventajas ambientales y económicas de dicho sistema

Las mejores restauraciones ecológicas del mundo demuestran las ventajas ambientales y económicas de dicho sistema
- Imagen: Asociación Gaia -La restauración ecológica es una ciencia ambiental innovadora que recupera ecosistemas degradados y los deja como antes. Sus ventajas ambientales, económicas y sociales se aprovechan desde hace décadas en diversos países de todo el planeta, como recuerdan diversos expertos. Este artículo señala y explica, en orden alfabético, las siete mejores restauraciones ecológicas del mundo.

 

1. Bosque de eucaliptos tras una explotación minera (Australia)

Jorge Astorquia, organizador del I Foro de Restauración Ecológica "Creando Redes", apunta el caso de una explotación minera de bauxita en el oeste de Australia como uno de los mejores ejemplos de restauración ecológica en el mundo. Sus responsables extendieron tierra vegetal con un banco de semillas que recuperó el bosque de eucaliptus y las especies acompañantes.

2. Desierto de Tengger (China)

Una buena restauración ecológica consigue varias ventajas ambientales, económicas y sociales
Los expertos de la Asociación Gaia para la conservación y gestión de la Biodiversidad destacan un curioso caso de restauración ecológica en el desierto chino de Tengger entre 1955 y 1956. En aquella época se construía la línea ferroviaria entre las ciudades de Baotou y Lanzhou, a través de dicho desierto (englobado en el más conocido desierto de Gobi). Sus promotores descubrieron que las dunas invadían de manera continua las vías. Para evitarlo, colocaron un entramado superficial de bambú en forma de reja y un sistema de plantaciones y riegos para fijar un sustrato. Gracias a ello, se desarrolló una costra biológica superficial tras descomponerse el bambú. Además de garantizar el paso del tren, aumentaron las especies y la cobertura de la capa biológica, al igual que la humedad del suelo y el secuestro de dióxido de carbono (CO2), el principal gas implicado en el cambio climático.

3. Parque Nacional Grasslands (Saskatchewan, Canadá)

Los Grasslands eran unas grandes praderas habitadas por pastores y afectadas por el fuego, tanto controlado como natural. Al incorporarse a la red de Parques Nacionales de Canadá se excluyeron las actividades humanas. Como resultado, estos espacios comenzaron a perder su particular estructura e identidad. Para evitarlo, los responsables de la red de Parques empezaron en 2004 un proyecto de restauración ecológica. En concreto, reintrodujeron 71 bisontes, la quema tradicional del pastizal, realizaron una revegetación de más de 280 hectáreas (ha) de campos cultivados e implicaron a los pueblos aborígenes para relanzar sus actividades tradicionales. En la actualidad, los procesos ecológicos están recuperados, y la integración entre naturaleza y cultura forma parte de los atractivos de este Parque para los visitantes.

4. Parque Nacional La Mauricie (Quebec, Canadá)

El Parque Nacional canadiense La Mauricie destaca por sus bosques boreales y su red de lagos, estanques, ríos y riachuelos creados por el retroceso de glaciares. Tras cien años de explotación forestal, estos ecosistemas quedaron muy alterados. Los expertos de la red de Parques canadienses comenzaron en 2004 a restaurar los niveles y ciclos del agua y proteger las últimas poblaciones de salvelino y trucha de manantial para evitar su extinción. Mientras se limpiaban las orillas y se retiraban más de 13.000 troncos, se desmantelaban los diques y puentes, se reintroducían truchas de manantial y se eliminaban las poblaciones invasoras. Los restos extraídos se aprovecharon para crear material educativo, esculturas e infraestructuras en el lago Bouchard. En la actualidad, este ecosistema empieza a recuperarse.

5. Reserva Nacional de El Yali (Chile)

Por la Reserva Nacional de El Yali, en la Región chilena de Valparaíso, atraviesa la ruta de aves migratorias más extensa del planeta. El tsunami del 27 de febrero de 2010 inundó casi la mitad del humedal, causó la muerte de multitud de pájaros y alteró su migración. A finales de 2012, la Universidad de Playa Ancha (UPLA), en colaboración con la Agencia de Parques de Canadá, inició un ambicioso plan de restauración de las principales zonas afectadas. La protección de los humedales o la ubicación de un Sistema de alerta ambiental temprana son algunas de las medidas destacadas.

6. Río Kissimee (Florida, EE.UU.)

La restauración del Kissimee debería ser un ejemplo para quienes quieran devolver a ríos su estado original mediante este sistema, según Astorquia. Sus impulsores recuperaron el trazado natural del río y la conectividad de los canales con las riveras (conectividad natural), así como con los acuíferos (conectividad vertical).

7. Zonas incendiadas en Arizona (EE.UU.)

El estado de Arizona sufre incendios incontrolados que ocurren en un periodo que va desde los cinco a los nueve años. La curiosidad de este proyecto es que sus impulsores, el Instituto de Restauración Ecológica de la Universidad de Arizona, realizaron en 2008 un estudio para conocer la opinión de su población sobre qué actuaciones veían como necesarias. Como recuerdan los miembros de la Asociación Gaia, uno de los grandes retos de la Restauración Ecológica es conseguir que la sociedad se conciencie y demande a instituciones y empresas este tipo de proyectos para mejorar su entorno. Las encuestas revelaron la diferencia de criterios entre diversos grupos por nivel educativo o lugar de residencia, y que la Restauración Ecológica todavía tiene que avanzar más para concienciar a la ciudadanía de su valor, incluso en países donde se desarrollan este tipo de proyectos. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario