viernes, 4 de octubre de 2013

La mayoría sabemos que los alimentos procesados contienen altas cantidades de grasa, azúcares, sales, conservantes y que no son muy buenos, pero hay mucho más

La mayoría sabemos que los alimentos procesados contienen altas cantidades de grasa, azúcares, sales, conservantes y que no son muy buenos, pero hay mucho más. Los alimentos procesados saben bien, son rápidos, prácticos pero atentan contra nuestra salud en varios aspectos.
alimentosprocesados
1. Son adictivos y diseñados para comer de mas: Los alimentos procesados estimulan la liberación de dopamina lo que sin lugar a duda nos hace sentir bien, aun cuando la comida no tiene todos  sus nutrientes, fibra, agua etc. Esta liberación de dopamina puede incluso llevarte a comer de más e incluso a causar adicción a estos tipos de comidas.
2. Están vinculados a la obesidad: Los aditivos presentes en estos alimentos tales como el glutamato monosódico, el jarabe de maíz alto en fructosa, endulzantes artificiales y otros, están en gran medida relacionados con los actuales problemas de obesidad.
3. No respetan los principios de la combinación de comida: Comer alimentos respetando estos principios, ayuda a una mejor nutrición, asimilación y digestión del mismo, en cambio el no hacerlo conlleva a una mala digestión, acidificación de la sangre y ganancia de peso, con poco aporte de energía.
4. Causan un desbalance del ecosistema interno: Los microorganismos que viven en nuestros tractos digestivos forman un delicado ecosistema interno, y el equilibrio y correcto funcionamiento de este sistema influye en muchos aspectos de nuestra salud. Este tipo de alimentos procesados propicia la destrucción de nuestra flora bacteriana, lo que afecta al proceso digestivo y ocasiona enfermedad.
5. Causan depresión, cambios de humor y problemas de memoria: Cambios de ánimo, problemas de memoria e incluso la depresión son algunos de los trastornos que ocasiona una dieta con alto contenido de comida procesada.
6. Son hechos para comer rápidamente: Los alimentos procesados son rápidos, muchos se calientan en microondas, se venden en las esquinas o se pueden incluso comer en el mismo lugar que los compramos, gasolineras, pequeños almacenes etc, es lo que decimos comida rápida. Todo esta fomenta, que comamos mientras trabajamos o caminamos, o demasiado a prisa.
7. Las etiquetas de los productos muchas veces nos engañan: Cuando un alimento procesado trae etiquetas como “natural” o “libre de azúcar”, esto no tiene por que equivaler a que sea un alimento saludable. Por ejemplo, un producto denominado “natural” puede legalmente estar genéticamente modificado, lleno de pesticidas o hecho con jarabe de maíz, aditivos, preservativos e ingredientes artificiales.
8. Las carnes procesadas están vinculadas al cáncer: Las carnes procesadas como las salchichas, el salami, la mortadela y algunas hamburguesas tienen entre otros conservantes nitratos los cuales se sabe pueden ser problemáticos.
9. Los alimentos procesados pueden incrementar tu riesgo a la infertilidad y la malnutrición: Ya que los alimentos procesados carecen de gran parte de los nutrientes, se puede comer una gran cantidad de calorías y estar mal nutrido.
10. Los alimentos procesados pueden sobrevivir años en un armario, pero no así una vida humana: Gracias al coctel de químicos, preservativos y otros aditivos; los alimentos procesados pueden sobrevivir mucho tiempo en una alacena sin descomponerse. Desafortunadamente, los productores invierten mucho dinero y tiempo en estrategias para incrementar la vida útil de estos productos y crear empaques atractivos y ponen muy poca atención en el valor de los nutrientes o si pueden ser nocivos para la salud a largo plazo.
Y es que señores/as como vamos a cuidar del planeta si no cuidamos nuestro propio cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario