lunes, 9 de septiembre de 2013

Estudio del metano en capa de hielo del Ártico puede ayudar a los científicos a predecir el cambio climático

studio del metano en capa de hielo del Ártico puede ayudar a los científicos a predecir el cambio climático

Toneladas de carbono y gas metano se encuentran bajo la tundra ártica, atrapados en el hielo. El suelo helado, llamado “permafrost”, abarca casi una cuarta parte del hemisferio norte.
El calentamiento global está derritiendo extensas áreas del permafrost, por el incremento de liberación de dióxido de carbono y metano – dos gases de efecto invernadero – en la atmósfera.
Una misión de la NASA a bordo de la nave CARVE (Carbon in Arctic Reservoirs Vulnerability Experiment, siglas en inglés) dará seguimiento de las emisiones de gases para estimar mejor su impacto sobre el cambio climático.
“La capas de hielo, se están calentando más rápido que la temperatura del aire del Ártico, tanto como de 2.7 a 4.5 grados Fahrenheit [1,5 a 2,5 grados Celsius] en tan sólo los últimos 30 años”, señaló Charles Miller, un científico investigador de la NASA en Pasadena, California, en un comunicado.
“En el calor de la superficie de la Tierra penetra en el permafrost, amenazando con movilizar estas reservas de carbono orgánico y liberarlos a la atmósfera en forma de dióxido de carbono y metano, alterando el balance de carbono del Ártico y agravando enormemente el calentamiento global”, dijo Miller.
Sobrevolando a 150 metros por encima de la tundra de Alaska en un avión C-23 Sherpa, los investigadores utilizán radares y sensores de gas en el avión para medir la humedad del suelo, temperatura de la superficie y las emisiones de gas, mientras que el permafrost se derrite.
CARVE1
Los resultados del primer año de experimento en 2012, revelaron patrones muy diferentes de metano y la liberación de dióxido de carbono de lo esperado sobre la base de modelos, dijo Miller.
“Es similar a lo que puede encontrar en una gran ciudad”, dijo. (Partes por mil millones significa que por cada mil millones de moléculas en la atmósfera, 650 de ellos son el metano, en este caso particular.)
Averiguar la cantidad de metano y de carbono dará a conocer los cambios ocasionados por el derretimiento de la capa de hielo, además ayudará a crear modelos climáticos que ayuden a predecir la contribución del suelo Ártico al calentamiento global.
Si la tundra se vuelve más cálida y más seca, es probable que suelte principalmente dióxido de carbono, predice los modelos. Pero si la región se vuelve más cálida y más húmeda, se liberará más metano en lugar de dióxido de carbono.
¿Cuál gas es que  hace una diferencia en los efectos sobre el calentamiento global?
El gas metano no permanece en la atmósfera más tiempo que el dióxido de carbono, pero es mejor en la captura de la energía. Como gas de efecto invernadero, el metano es 22 veces más potente que el dióxido de carbono.
Gustavo Carrasquel | ANCA24

No hay comentarios:

Publicar un comentario