jueves, 14 de marzo de 2013

CONSEJOS QUE PUEDEN SALVAR VIDAS EN LA MONTAÑA.


RECOMENDACIONES AL REALIZAR ACTIVIDADES EN ALTURA CON ESCOLARES

04-03-2013
En mi anterior artículo, Actividad física en la altura, realizamos una breve revisión de loscambios orgánicos y físicos que se producen conforme vamos tomando altura. En este post, señalaremos algunas medidas a contemplar cuando llevemos a cabo salidas con escolares por parajes relativamente altos, entre los 900m y 2500 m.

1. La disminución de la Presión Parcial de O2, debería ser tenida muy en cuenta con los chicos que tienen asma cuando realizamos una ascensión. En todos los centros nos encontramos con alumnos/as que padecen esta patología. La temperatura baja y el ambiente seco son un desencadenante de las crisis asmáticas por esfuerzo con lo que deberíamos de insistir en que ningún escolar acuda a la salida al medio natural sin el broncodilatador que use habitualmente.

2. Como cada 150 m aproximadamente que se asciende, la temperatura disminuye 1 grado centígrado. Sería conveniente que antes de ascender conociéramos la altitud de la que partimos y a la que vamos a llegar reflejando la temperatura de partida y la prevista de llegada. A esto hay que añadir el concepto de "sensación térmica". La podríamos definir como el grado de incomodidad que un ser humano siente como resultado de la combinación de latemperaturahumedad relativa del aire, nivel de radiación y velocidad del viento, cuando se encuentra en un lugar determinado. Creemos que sería conveniente manejar sobre todo la velocidad del viento y su influencia en la sensación térmica. Para calcular la sensación térmica por acción del viento podemos guiar nos por la tabla de WindChill:


3. Para contrarrestar el efecto de las radiaciones ultravioletas debemos protegernos la piel, labios, ojos y la cabeza. No podemos acudir a realizar una invernal por encima de 2000 m y que algún escolar carezca de gafas de sol homologadasprotector labialcrema de protección para la piel y gorro.

4. El efecto de la sudoración excesiva fruto de la disminución de la humedad relativa del aire y el esfuerzo físico realizado debe ser compensado con una buena hidratación es importante señalar el efecto del agua en el organismo e insistir en las necesidades reales de rehidratación orgánica. Deberíamos insistir en la necesidad de hidratarse antes, durante y después de la actividad física.

5. La disminución de la temperatura debe ser contrarrestada por la ropa de abrigo. Es necesario insistir en que la vestimenta en el medio natural debe ser en forma de "capas de cebolla". Varias capas de ropa ligera proporcionan mayor aislamiento que una única prenda de invierno voluminosa. Las prendas deben ser transpirables para que faciliten la evacuación del sudor y la humedad e impermeables al movimiento del aire, (que corten el viento) para evitar pérdidas de calor. Cuando se carece de estas prendas insistir en llevar varias camisetas para poderse cambiar. En invierno un gorro de lana puede contribuir a mantener el calor ya que entre un 30 y 40 % del calor corporal se pierde por la cabeza.

6. El incremento del gasto cardiaco y respiratorio implica un mayor desgaste energético y por tanto una reposición del mismo a través de la ingesta calórica. Insistiremos también en el tipo de nutrientes más adecuados para cuando nos encontremos en altura.

7. El calor metabólico generado por el ejercicio, como puede ser en el caso de una ascensión, generalmente mantiene la temperatura corporal en ambientes fríos incluso cuando se lleva poca ropa pero cuando se cesa la actividad, descansos y paradas, este calor se disipa y disminuye la temperatura con rapidez. Hemos de insistir en que durante las paradasprolongadas y las comidas nos abrigaremos para evitar esa pérdida de calor.

No hay comentarios:

Publicar un comentario