sábado, 17 de noviembre de 2012

Los eco-obscenos

Los eco-obscenos

  • Un filme retrata la desdichada historia de una comuna dedicada a la lujuria
  • Quisieron establecerse en la Amazonia pero los indios los persiguieron con azadas
Un fotograma del documental presentado en Varsovia. Un fotograma del documental presentado en Varsovia.
Del 'Haz el amor y no la guerra' al 'Fuck for forest' (folla por la selva). Es la propuesta de la pareja noruega compuesta por Leona Johansson y Tommy Hol Ellingsen que quiere salvar la naturaleza dejándose llevar por ella. Para ello han fundado una especie de comuna neo-hippy que propugna el amor libre y a la que es bienvenido cualquiera que comparta sus ideas. Dicen que ya son 1.300.
Los creadores de FFF han montado una página web en la que a cambio de unos 10 euros mensuales muestran fotografías y vídeos de sus miembros teniendo relaciones sexuales en bosques, ruinas industriales, praderas, vertederos, parques naturales y más o menos cualquier lugar que pueda servir para mostrar la riqueza natural del planeta o el daño que está sufriendo a manos del hombre. Si alguien desea contribuir a la causa, puede hacerlo con una donación, enviando sus propias fotos y vídeos, o gratis aceptando el 'reto del mes': retratándose desnudo en un lugar designado por los organizadores. La web es una mezcla de orgías y ecología.
Durante un concierto, en plena misa en la catedral de Oslo e incluso durante la celebración del juicio que afrontaron por algunas de sus acciones, los miembros de Fuck for Forest se han desnudado y copulado una y otra vez "como los animales que somos". Sin embargo, cuando ofrecieron los cerca de 300.000 dólares que llevan recaudados a varias organizaciones ecologistas 'tradicionales' de Noruega y Holanda, se los rechazaron. De manera que ahora están intentando comprar tierras en el Amazonas para entregárselas a los indígenas que allí viven.
Su primera intentona no ha tenido mucho éxito: durante un viaje a la selva peruana, tuvieron que salir corriendo cuando unos agricultores les perseguían, azadas en mano, pensando que eran unos locos.
El director de cine polaco Michal Marczak, que ha grabado durante dos años un documental siguiendo a los Fuck for Forest por medio mundo resume así la experiencia: "Imagina que eres un indio huitoto que vive en la selva y un buen día te encuentras a un noruego desnudo junto a tu cabaña que te dice que quiere proteger tus tierras montándoselo en público. Además, te dice que el mundo se ha vuelto loco".
El filme, que acaba de ser elegido como mejor documental en el Festival de Cine de Varsovia, impacta tanto por sus chocantes imágenes como por la ingenuidad y emotividad que demuestran sus protagonistas. Los neo-hippies noruegos creen que los indígenas del Amazonas están locos por no aceptar su dinero para salvar sus tierras y seguir viviendo en la selva. Los indígenas creen que esos rubiales están locos por haber viajado desde Oslo para revolcarse desnudos en el barro y regalar miles de dólares. ¿Quién tiene razón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario