martes, 2 de octubre de 2012

¿Qué es la nanotecnología?



La nanotecnología es una tecnología que se produce a escala de nanómetro. Un nanómetro es un mil millonésimo de un metro, lo cual equivale a un milésimo del grosor de un cabello humano o del tamaño de varios átomos o de una molécula pequeña. La nanotecnología explota las propiedades singulares de la materia a una dimensión entre uno y cien nanómetros.
 
A esta escala la materia puede tener propiedades electromagnéticas y ópticas diferentes y un punto de fusión inferior. La nanotecnología está bajo la influencia de varios efectos superficiales que sólo se producen a esta escala. Estas propiedades pueden resultar favorables o desfavorables.
 
¿Para qué sirve la nanotecnología?

Comprender cómo se puede manipular la materia a escala atómica abre un abanico de posibilidades para aplicaciones prácticas en diferentes sectores industriales como la telecomunicación, la medicina o la bioquímica. La nanociencia es de gran interés para los investigadores de distintas especialidades: ciencia de los materiales, ciencias de la vida, tecnologías de la información y comunicación.

Poco a poco la sociedad se va dando cuenta de la importancia de la nanotecnología. Las ventajas para el consumidor pueden ser almacenes mucho más grandes en los chips de memoria de cámaras digitales, teléfonos celulares más pequeños, raquetas de tenis más ligeras y más duras o bicicletas de carreras y otros equipos deportivos endurecidos con nano-tubos de carbono.
 
Células solares

Michael Grätzel, de la Escuela Politécnica Federal de Lausana (Suiza), es el inventor de una clase radicalmente nueva de célula solar que utiliza un colorante orgánico recubierto sobre una capa de nanocristales de dióxido de titanio para absorber la luz. Ambos materiales y los métodos de fabricación son mucho más baratos que el modelo antiguo. La célula Grätzel no es sensible a la temperatura y da buenos resultados incluso con poca luz.
 
Nanorobótica

En el campo de la nanorobótica el profesor Bradley Nelson de la EPFZ ha desarrollado con su plantilla nanorobotes para el uso en intervenciones médicas a nivel celular o para la distribución exacta de un fármaco, además ha fabricado robotes algo más grandes que se necesitan para manipular los robot minúsculos.
 
Fibras de polímero

Científicos del Instituto Federal de Investigación para la Ciencia de los Materiales y la Tecnología (EMPA) en Zúrich han construido un aparato que utiliza una técnica de hilado eléctrico perfeccionado con el que se pueden fabricar fibras de polímero con diámetros de unos cuantos nanómetros. Estas fibras se usan para fabricar filtros especiales para gases o líquidos y para sustratos que favorecen el crecimiento de tejidos humanos.
 
Chips de memoria

Investigadores del instituto científico de IBM en Rüschlikon cerca de Zúrich han desarrollado un chip diminuto para teléfonos móviles y cámaras digitales que utiliza la nanotecnología para conseguir una velocidad hasta ahora inalcanzada en el almacenamiento de datos. El chip utiliza puntas de silicona para crear marcas en un polímero especial. Cada marca tiene un diámetro de unos 10 nanómetros y representa un dígito binario.

Riesgos de la nanotecnología

La nanotecnología despierta sin duda mucha pasión, pero todavía quedan algunas cuestiones abiertas acerca de la seguridad de su aplicación en la práctica.

Se teme que los operarios puedan ser contaminados ya que existe la posibilidad que las partículas entran en la circulación sanguínea durante la fabricación de estos nano-materiales. Las partículas también podrían dispersarse en el entorno si son usados en grandes cantidades en pinturas y barnices.
Es sabido que las nano-partículas pueden entrar en el cuerpo a través de los pulmones, y en ciertos casos llegan incluso al cerebro, aunque aún no se sabe si pueden penetrar por la piel.
 
Ya se ha mostrado en pruebas de laboratorio que moléculas que se utilizan para transportar medicamentos, pueden entrar y dañar el cerebro de peces.
 
La Oficina Federal de Salud y la Oficina Federal del Medio Ambiente (Suiza) preparan un plan de acción para evaluar posibles riesgos. La Oficina del Medio Ambiente espera convencer a la Fundación Nacional Suiza para la Ciencia para que fomente la investigación de posibles peligros y efectos secundarios de la nanotecnología./Agencias

No hay comentarios:

Publicar un comentario