jueves, 27 de septiembre de 2012

Proyecto de Ley para el cultivo de microalgas en Buenos Aires, Argentina
La inversión en el proyecto se eleva a doce millones de euros. Se utilizarán para la producción de biocombustiles, alimentación de peces y omega 3.
Las empresas Exeleria y BTME han puesto en marcha en Jerez de la Fronterala mayor planta de producción de microalgas de España y la segunda de Europa, un proyecto que cuenta con una inversión de doce millones de euros y que proyecta cosechar en dos años cien toneladas de estos organismos para diversos usos.
Exeleria -filial de Everis orientada a la gestión integral de servicios ambientales- y BTME –firma biotecnológica dedicada exclusivamente a la producción y distribución de microalgas- han informado hoy de que la producción de la planta se destinará a la investigación y producción de compuestos para usos tan dispares como la alimentación de peces, la generación a escala industrial de omega 3 o de biocombustibles.
La planta produce ya las microalgas -en sus dos primeros años prevé cosechar 30 toneladas- en unos invernaderos que tienen una extensión de cuatro hectáreas y un fotobioreactor (un tubo cerrado) de 85.000 litros, el más grande del mundo.
Uno de los usos de las microalgas de esta planta será la producción del ácido graso omega 3. En estas instalaciones "se producirá la cantidad suficiente para abastecer más de 10 millones de bricks de leche", una cantidad que "supondrá un importante avance para mitigar la escasez de esta sustancia, que en los últimos años ha experimentado un aumento exponencial de su demanda".

La factoría también contará con un área de investigación sobre los usos de las microalgas en el mercado farmacéutico, en la generación de medicamentos de última generación, y, a medio plazo, tiene previsto hacer pruebas para la obtención de biocombustibles.
Ambas compañías cultivan en esta primera fase siete tipos distintos de microalgas, pero prevén ampliarlas a veinte cuando esté a pleno rendimiento para dedicarse también al mercado de la cosmética y de la acuicultura.
"De hecho, con la producción de esta planta se podría abastecer la totalidad del consumo de microalgas de las piscifactorías de España", aseguran las empresas.

La decisión de elegir la provincia de Cádiz responde a que ofrece "cualidades inmejorables" para el cultivo por la radiación solar de la zona, la temperatura media anual y "por la superficie disponible para futuras ampliaciones de la planta que podría alcanzar las 300 hectáreas, unos seis campos de golf".
Las instalaciones cuentan, entre otras cosas, con sistemas de cosechado, almacenamiento y expedición y también con laboratorios de microbiología y química.

No hay comentarios:

Publicar un comentario