martes, 21 de agosto de 2012

PLATAFORMA EN DEFENSA DEL ARBOLADO EN ALCORCÓN.

Los que llevamos muchos años luchando en este municipio para salvar los árboles con luchas como el creaa en el parque de los Castillos ,parque de las presillas,bosque de Santo Domingo,pinar de Fuente Cisneros,plaza de la Hispanidad,San Pedro Bautista etc;Estamos hartos que vecinos o supuestas asociaciones intenten talar árboles por intereses personales y egoistas ,con excusas que ensucian las calles ,les quitan la vista de su ventana ,le vienen insectos a sus casas ,el ruido de los pájaros o que su coche se mancha,ante está agresión al medio ambiente por parte de vecin@s desalmados tenemos que decir que ¡YA ESTÁ BIEN! Y QUE LOS ÁRBOLES SON DE TODOS Y PARA TODOS. NO PODEMOS PERMITIR QUE NO SE PLANTEN ÁRBOLES EN ALCORCÓN POR QUEJAS VECINALES DE MINORIAS CON INTERESES PARTIDISTAS.

La mayoría de los árboles que se plantan en las ciudades y pueblos son por su belleza o sombra que brindan, pero estos seres vivos tienen mucho más que aportar. Las plantas leñosas también tienen muchos otros usos y funciones, y a menudo, es útil considerar esto cuando se selecciona un árbol o arbusto para el paisaje. Los beneficios de los árboles se pueden agrupar en las categorías social, comunitaria, ambiental y económica
SOCIAL
Los árboles son naturaleza, y nos contacta con ella. Queremos tenerlos cerca nuestra porque nos hacen la vida más agradable. Nos aporta calma, serenidad, descanso y tranquilidad. En las ciudades nos acercan a lo natural, nos recuerdan de dónde venimos y les damos un valor mayor. Muchos, por su longevidad y porte, los tratamos como monumentos vivientes. A menudo nos sentimos unidos de manera personal a aquellos árboles que nosotros o nuestros seres queridos han plantado.
COMUNITARIOS
Los árboles de las ciudades a menudo cumplen diversas funciones de tipo arquitectónico o de ingeniería. Dan privacidad, enfatizan vistas u ocultan aquellas que son desagradables. Reducen la luz intensa y los reflejos indeseados o molestos. Dirigen el tránsito peatonal. Proporcionan vistas, o suavizan, complementan o realzan la arquitectura. Los árboles proporcionan elementos naturales y hábitat para la vida silvestre en los alrededores urbanos, aumentando la calidad de vida de los residentes de las comunidades.
AMBIENTALES
Los árboles alteran el ambiente en el que vivimos moderando el clima, mejorando la calidad del aire, conservando agua y dándole albergue a la vida silvestre. Sentimos más fresco cuando estamos a la sombra de árboles y menos expuestos a la luz directa del sol. En el invierno apreciamos la energía radiante del sol y, debido a ello, debemos plantar sólo pequeños árboles caducifolios en la parte sur de las casas. La velocidad y dirección del viento se pueden modificar por los árboles. Cuanto más denso sea el follaje de los árboles, mayor será la influencia del cortavientos. La caída directa de la lluvia, nieve o granizo primero se absorbe o se desvía por los árboles, dando protección a personas, animales y edificios.
Mediante el uso de árboles en las ciudades podemos moderar el efecto de isla de calor causado por el pavimento y los edificios. Se puede mejorar la calidad del aire mediante el uso de árboles, arbustos o césped. Las hojas filtran el aire que respiramos, removiendo el polvo y otras partículas. La lluvia arrastra la contaminación hacia el suelo. Las hojas absorben el dióxido de carbono del aire para formar hidratos de carbono que son utilizados en la estructura y las funciones de la planta. En este proceso las hojas también absorben otros contaminantes del aire como el ozono, monóxido de carbono y dióxido de sulfuro, y liberan oxígeno.
Al plantar árboles y arbustos, volvemos a un medio ambiente más natural y menos artificial. Los pájaros y otros animales silvestres son atraídos a dicha área. Los ciclos naturales de crecimiento, reproducción y descomposición de la planta vuelven a estar presentes, tanto en la superficie como debajo de la tierra. Se restablece la armonía natural con el ambiente urbano.
ECONÓMICOS
El valor de los hogares con jardín es entre 5-20% más que aquellos que no lo tienen. Los árboles y arbustos individuales tienen valor, pero la variabilidad de la especie, su tamaño, condición y función complican el cálculo de su valor económico. Los beneficios económicos de los árboles pueden ser directos o indirectos:
  • Los beneficios económicos directos habitualmente están asociados con costos energéticos. El gasto en aire acondicionado es menor en un hogar sombreado por árboles. De igual manera los costos de calefacción disminuyen cuando la casa posee un cortavientos. El valor de los árboles incrementa desde que son plantados hasta que alcanzan la edad adulta. Los árboles son una sabia inversión de capital, ya que los hogares con jardín tienen más valor que aquellos que no lo tienen. El ahorro en gastos de energía y el aumento en el valor de la propiedad benefician de manera directa a cada propietario de casa.
  • Los beneficios económicos indirectos de los árboles son aún mayores. Estos están disponibles para las comunidades o regiones. Los clientes pagan recibos de electricidad más baratos cuando las compañías del servicio utilizan menos agua en sus torres de enfriamiento, construyen menos instalaciones para abastecer los picos de consumo, utilizan menos cantidad de combustibles fósiles en sus hornos y necesitan menos medidas de control de contaminación aérea.
Las comunidades también pueden ahorrar si se precisa construir en la región menos instalaciones para controlar las escorrentías de las tormentas. Para un individuo estos ahorros son pequeños, pero para la comunidad la reducción de dichos gastos supone mucho dinero.
Esta claro que los árboles y arbustos son un elemento imprescindible no solo en entorno naturales, sino que, debido a los problemas ambientales, crece su importancia y valor en entornos urbanos.

1 comentario:

  1. Amigos me uno a uds, es interesante como enfocan la importancia que tienen los arboles desde lo social, comunitario en fin. Esta situación es muy similar en mi pais, la gente se esta acostumbrando puro al "concreto"-poco piensan en areas verdes y ni hablar de cuidar los existentes.- He tenido la bendición de estar rodeada de muchos árboles en la institución donde trabajo-y trato siempre de sensibilizar para sus cuidados.

    ResponderEliminar