viernes, 3 de agosto de 2012

Ciertas bebidas podrían aumentar las posibilidades de padecer enfermedades respiratorias

Un nuevo estudio sugiere que beber demasiadas bebidas fabricadas sin alcohol podría incrementar el riesgo de padecer asma y/o enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).
Cerca de 17 mil personas de 16 años o más en el sur de Australia fueron encuestadas sobre su consumo de bebidas preparadas sin alcohol como las gaseosas, el agua mineral saborizada, la limonada, y otras bebidas mineralizadas.
Más del 10 por ciento de los participantes alegaban beber más de medio litro de estas bebidas por día.
Los investigadores hallaron que el 13,3 por ciento de los participantes con asma y el 15,6 por ciento de aquellos con enfermedad pulmonar obstructiva crónica consumían más de medio litro de estas bebidas por día.
Las personas que consumían esa cantidad mostraron ser 1,2 veces más propensas a tener asma y 1,7 más propensas a padecer de EPOC.
Los investigadores dijeron que el riesgo se relacionaba con la dosis, lo cual significa que mientras mayor sea la cantidad de bebidas fabricadas sin alcohol, mayores son las posibilidades de padecer enfermedad pulmonar obstructiva crónica o asma.
De todas maneras, el estudio simplemente hace notar una asociación y no logra establecer una posible relación de causa y efecto.
El fumar aumentaba el riesgo incluso más, especialmente para la enfermedad pulmonar obstructiva crónica. Las personas fumadoras y que consumían más de medio litro de estas bebidas por día mostraban un riesgo 6,6 veces mayor de padecer EPOC que aquellas que ni fumaban ni bebían estas bebidas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario