lunes, 25 de junio de 2012

AL GOBIERNO MUNDIAL LE INTERESA EL PENSAMIENTO ÚNICO



Los banqueros y sus multinacionales han implantado de facto una dictadura mundial del pensamiento único; ellos deciden en cada momento qué es lo “políticamente correcto” y determinan en cada caso la “razón de Estado”. Los políticos, jueces, militares y periodistas de niveles altos son sus subordinados y se limitan a transmitir ese “pensamiento único” y ejecutar sus órdenes. Pero si se quiere que la uniformidad social y la estandarización cultural sea completa, es preciso construir también un referente espiritual unificado. De eso también se ocupa la abultada nómina de científicos y técnicos al servicio de la elite globalista.


Los centros de control social de la elite globalista, además de trabajar para que el Gran Hermano orweliano sea una realidad, tienen un ambicioso proyecto: diseñar una especie de religión que sustituirá a todas las demás. Es imposible conquistar el mundo sin acabar antes con las antiguas creencias. Las religiones conforman toda una diversidad de estructuras de poder, iglesias y sectas, que deben ser derruidas. En el Nuevo Orden Mundial no cabe la diversidad de creencias, el pensamiento único es imprescindible.

En “Los ocho pecados mortales de la civilización”, Honrad Lorenz advirtió que “la humanidad está siendo adoctrinada por un falso código de valores, solamente apreciado por quienes lo manipulan”.

Extracto de GOBIERNO MUNDIAL, de Esteban Cabal

No hay comentarios:

Publicar un comentario