viernes, 20 de abril de 2012

EFECTOS DE LA RADIACIÓN


A continuación los seis grupos de alimentos que ayudan a repeler los posibles efectos de la radiación sobre nuestro organismo.

Licopeno

El licopeno es un pigmento vegetal del grupo de los carotinoides. Esta sustancia es la responsable del color rojo o anaranjado que presentan algunas frutas y verduras. El licopeno pertenece al mismo grupo que el beta-caroteno, pero sin transformarse en vitamina A. Los tomates, sandia, guayaba y muchas otras frutas rojas contienen licopeno; el tomate es el que más contiene, convirtiéndolo en la fruta con un poder antioxidante cien veces mayor a la vitamina E, pues contiene el poder de eliminar radicales libres, tiene efecto anti radiación, previene las enfermedades cardiovasculares y cerebro vasculares. También mejora la inmunidad y es anti envejecimiento, por eso es conocido como el “rubí vegetal”.

Sugerencias: guisado de tomates con huevo. Es recomendable cocinar el tomate porque, dado que el licopeno es soluble en grasa, después que se ha cocinado con aceite el cuerpo lo absorbe mejor. Además, cuando el tomate toma temperatura, se promueve la liberación del licopeno.

Vitamina E y C

La vitamina E es un antioxidante natural que reacciona con radicales libres solubles en lípidos de la membrana celular. De esta forma mantiene la integridad de la misma dando protección a las células ante la presencia de compuestos tóxicos.

La vitamina C es, junto a la vitamina E y A, un gran antioxidante que evita el envejecimiento y la degeneración de las células al neutralizar los radicales libres (células desequilibradas que se encargan de destruir a las sanas). También protege de la contaminación y de los efectos negativos del humo del cigarrillo.

La vitamina E y C se encuentran en todo tipo de frijoles, aceite de oliva, aceite de girasol y hortalizas crucíferas, así como en la col, el nabo, mostaza, dátiles frescos, naranjas, duraznos, kiwis y otras frutas frescas. Sus poderes antioxidantes pueden reducir las radiaciones por computadoras, pues al comer estos alimentos es como ponerse un traje anti radiación capaz de reducir el daño de la piel.

Además, las frutas y verduras frescas tienen efecto anti radiación, pues la sangre se vuelve alcalina y disuelve los residuos de las toxinas que quedan en las células que son eliminada a través de la orina.

Sugerencias: una buena ensalada mixta con aderezo de aceite oliva es ideal, porque la vitamina C no aguanta altas temperatura así que comerla cruda maximiza su poder.

Vitamina A y beta caroteno

Estos se encuentran en el aceite de hígado de pescado e hígado de otros animales como el pollo. También en la yema de huevo, en el brócolis, la zanahoria y la espinaca. Este grupo de alimentos es rico en vitamina A y beta caroteno, cuyas propiedades protegen especialmente a los ojos.

La sustancia natural del beta caroteno es un antioxidante muy potente que puede proteger las células del cuerpo contra el daño, evitando que las células se transformen en cancerosas. Consumir beta caroteno por largo tiempo, puede evitar el daño de radiaciones y de rayos ultravioletas.

En la actualidad muchos productos cosméticos también están agregando estas sustancias para proteger y humectar la piel y tener el efecto anti envejecimiento y anti radiación.

Sugerencias: un guisado de zanahoria con brócolis. La vitamina beta caroteno es una vitamina que es soluble en grasa y necesita guisarse con aceite para que tenga mayor absorción.

Selenio

El selenio se encuentra en el germen de trigo, en el sésamo, la levadura, los huevos, la cerveza, la langosta, el atún y otros mariscos; también se encuentra en el ajo y hongos comestibles. El selenio tiene el efecto antioxidante, su efecto de anti radiación y anti envejecimiento es a través de una reacción de oxidación.

Sugerencias: atoles de sésamo negro. El sésamo no solamente es rico en selenio, sino que también tiene vitamina E; las dos sustancias hacen el efecto antioxidante más potente.

Lipopolisacarido y el origen de la vitamina A

Investigaciones de la medicina moderna comprobaron que el té verde o frijol verde contiene lipopolisacarido que es el origen de vitamina A. Esta ayuda en la desintoxicación del cuerpo, mejora el metabolismo, y es muy efectiva contra todo tipo de tóxicos.

Sugerencias: sopa de frijol verde y té verde. Si no acostumbras a tomar té verde, toma el té de crisantemos que también es eficaz. En China hay un dicho: “tomar sopa de frijolito verde a diario puede desintoxicar cualquier tipo de veneno”, pues tomar té verde o sopa de frijol verde no solamente absorbe la sustancia anti radiación, sino también puede hidratar el cuerpo y reforzar el metabolismo.

Colágeno

El colágeno es una molécula proteica qué forma fibras que se encuentran en las algas marinas, pieles de animales, huesos y medulas óseas. Las algas marinas son las enemigas de las sustancias radiactivas y pueden reducir los isotopos y los daños por la radiación al sistema inmunológico.

Por ser un tipo de alimento alcalino, que ayuda al cuerpo a mantenerse en un estado alcalino, las algas marinas son las mejores purificadoras del cuerpo humano. Las algas marinas también contienen colágeno el cual tiene efecto adhesivo, es decir, el colágeno adhiere la sustancia radiactiva y la elimina a través de la excreción. La piel animal también contiene elastina, que sirve para recuperar el funcionamiento de la piel

Otro atributo de las algas es que su efecto anti radiación evita la disminución de los anticuerpos.

Sugerencias: una suculenta sopa de algas marinas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario