jueves, 19 de enero de 2012

¿Vidrio o cristal?

1 foto bollellas de vidrio

2 foto Copas de cristal



¿Vidrio o cristal? Consejos para diferenciarlos y reciclar
Parecen lo mismo pero no lo son. El vidrio y el cristal son materiales diferentes y eso hay que tenerlo en cuenta a la hora de reciclar. ¿Los dos pueden ir al contenedor verde? La respuesta es no. Te explicamos por qué y te damos algunos consejos para diferenciarlos.
Seguro que más de una vez te has preguntado qué tienes que hacer con la botella que se te acaba de romper. ¿Contenedor verde o naranja? La respuesta no es un tema baladí puesto que la composición es diferente y no se pueden fundir en los mismos hornos, ya que necesitan una temperatura diferente.
Como nos indican desde Ecovidrio, "el término cristal es utilizado muy frecuentemente como sinónimo de vidrio, aunque es incorrecto en el ámbito científico". El vidrio es un material cerámico inorgánico, duro, frágil, transparente y amorfo. Está compuesto de arena de sílice, carbonato de socio y caliza y se obtiene por fusión de estos elementos a unos 1.500° C. Por otra parte, el cristal contiene óxido de plomo, que le otorga ciertas características peculiares como el sonido y el brillo.
La principal diferencia entre el cristal y el vidrio es que las copas, vasos y otros elementos de cristal tienen óxido de plomo, que no se puede fundir en los mismos hornos donde se producen los envases de vidrio, ya que necesitan una temperatura diferente. "Por todo lo anterior y debido a que las composiciones no son idénticas, nuestra recomendación es que en el contenedor de vidrio sólo se deposite vidrio", aseguran desde Ecovidrio.
Ya tenemos la explicación científica pero, ¿qué tenemos que depositar en cada contenedor? Estos son algunos ejemplos:
Iglú verde
Está destinado exclusivamente al vidrio, así que no te olvides de quitar los tapones de plástico, las chapas (estos dos van al contenedor amarillo) o los corchos de las botellas de vino. En ellos podemos depositar:
- Botellas de vino, cerveza, zumos, refrescos, licores...- Tarros de alimentos como conservas, mermeladas, aceitunas, etc.- Frascos de colonia y perfumes- Desodorantes con pulverizador o roll-on- Frascos de cosméticos
Contenedor gris y naranja
Generalmente solemos pensar que es el destinado a la basura orgánica pero también es aquí donde tenemos que depositar algunos elementos de cristal, siempre y cuando no sean peligrosos. Estos son algunos ejemplos:
- Cristales procedentes de vajillas: vasos, copas, etc.- Cristales planos rotos, como los de las ventanas y espejos (cuando no supongan un peligro)- Bombillas convencionales
Puntos limpios
Hay ciertos objetos que conviene trasladar a un punto limpio, donde se encargarán de su recogida y de su correcto tratamiento. Esto es lo que tienes que llevar allí:
- Cristales planos, como ventanas y espejos, cuando sean peligroson- Tubos fluorescentes- Bombillas de bajo consumo- Termómetros
Ahora ya sabes dónde debes depositar cada uno de los envases de cristal y vidrio. Y, si aún te queda alguna duda, puedes consultar nuestra Guía de Reciclaje. ¿A qué esperas para reciclar?
Fuentes: Twenergy / Ecovidrio / Eco lab / Flickr

No hay comentarios:

Publicar un comentario