sábado, 7 de enero de 2012

Se destruyo el parque de los Castillos de Valderás pero siempre estara en nuestros recuerdos para que esa barbarie jamás se vuelva a producir.











Desde tiempos inmemoriales se le ha atribuido a la naturaleza un poder místico. De hecho, para los celtas cada árbol era un ser consciente con alma al que respetaban, y simbólicamente se le ha atribuido características como sabiduría, esencia de vida y espiritualidad. A pesar de ello, es muy probable que no te detengas a observarlos en tu vida diaria, pero no puedes negar que siempre resulta beneficioso visitar un bosque, un parque, incluso una plaza o tu propio jardín, ya que ese contacto con lo natural te ayuda a eliminar tensiones y a renovar tu ánimo. Por ello, antiguas civilizaciones abrazaban los troncos para curar sus enfermedades y mejorar su estado de ánimo. También, corresponde a una posición que se practica en el Yoga, Chi Kung, I Ching y artes marciales para alinear el cuerpo. En la actualidad esta práctica es recomendada también por algunos terapeutas espirituales, como es el caso de, Carolina Vergara, del Centro Holístico Armonía Dual Chad, que realiza una sanación y trabaja con el oráculo Celta: “El árbol transmite energía benéfica, es una fuente al igual que las gemas, y todos tienen esa cualidad”, indica. Agrega que para realizar el contacto, se debe respirar de manera profunda y consciente, ya que de esta manera se abren los chakras y se llenan de energía. Pero si buscas resolver algo en especial, existen ejemplares con significado, por ejemplo, el roble otorga la capacidad de resistir, el espino genera crecimiento espiritual, mientras el sauce otorga fertilidad y renacimiento. Y tantos adeptos tiene este acto, que existen varios grupos y organizaciones en Facebook donde se comparten experiencias, incluso se suben fotos de los abrazos, definiéndolo como una actividad con inteligencia ecológica y bienestar emocional. Así que ya lo sabes, si el cariño de una persona te reconforta, imagínate las sensaciones que puedes descubrir si entras en contacto con la naturaleza, sólo debes cerrar los ojos y entregarte al maravilloso universo que sólo con el corazón se

No hay comentarios:

Publicar un comentario