miércoles, 30 de noviembre de 2011

LAS PALOMITAS SIRVEN PARA ALGO MÁS QUE LLENARNOS EL ESTOMAGO.

Samsung Reclaim un móvil hecho con maíz

samsung-reclaim-2

Según Sprint, el 40% de la carcasa exterior del Reclaim está hecho con bio-plásticos procesados a partir del maíz. Esto contrasta con el uso de materiales contaminantes como el PVC que son comunes en los aparatos electrónicos actuales.

Además el paquete en el que se vende el celular también está creado con materiales reciclables en hasta un 70%. Y por si eso fuera poco, la tinta utilizada para imprimir las imágenes y texto de la caja, así como la garantía del teléfono está creada a partir de una mezcla de soja.

De la misma manera se ha omitido la creación de un manual de instrucciones para el usuario y en vez se ha habilitado una página web de soporte donde los usuarios podrán consultar sus dudas.

El terminal viene con características que poco o nada tienen que envidiar a los teléfonos actuales más avanzados. Algunas de estas son el teclado QWERTY completo, GPS, cámara de dos megapíxeles con grabación de video, ranura para tarjetas de memoria de hasta 32GB, navegador web y acceso al correo electrónico.

FUENTE | diarioecologia.com

José Luis Sampedro, Premio Nacional de las Letras;Y ANTE TODO UN GRAN HOMBRE



Nunca ha sabido dónde estaba la tecla de la máquina que multiplicaba el dinero, porque era la misma que la que ponía en marcha la de las injusticias. Ha sido un economista fallido. No ha servido para los intereses, se educó en los valores.


"TENEMOS EL DEBER DE VIVIR LA VIDA"
"Tenemos el deber de vivir la vida", explicaba José Luis Sampedro, durante la presentación en Madrid de 'Cuarteto para un solista' (Plaza & Janés) que se puede leer como una "alegoría de nuestro tiempo y una radiografía del ser humano en toda su complejidad.
"Lo que me perturba de la vida actual es que el hombre no está completamente humanizado ni civilizado", explicaba este autor, para quien la cultura de Occidente "está en ruinas".
"Europa ya no existe, es un casino de intereses", señala este escritor, quien proclama un "desarrollo equitativo" y en poseer un "sentido de la medida" de lo que disponemos para frenar las grandes desigualdades del planeta.
"Otra posibilidad sería ser mejores y desarrollar el crecimiento hacia dentro", ha indicado este autor, para quien la vida no es "producir y consumir", sino "crear y recrear".

Quizás tenga que ver con la España que le arrebataron y a la que no pudo volver ya más. Por eso dice entender a los más jóvenes que él, los que se movilizan desde el 15 de mayo de 2011 contra la voracidad de un sistema que ultima su macabro proyecto: desprender al pueblo de la soberanía. José Luis Sampedro (Barcelona, 1917) habla de avance, no de progreso, de libertad y no liberalismo, también de igualdad y de fraternidad. Y todos le entienden. Y le aplauden, aunque les exija que se esfuercen por ejercer su libertad de pensamiento contra el adocenamiento.

Obras


[editar] Obras económicas



  • Principios prácticos de localización industrial (1957)

  • Realidad económica y análisis estructural (1959)

  • Las fuerzas económicas de nuestro tiempo (1967)

  • Conciencia del subdesarrollo (1973)

  • Inflación: una versión completa (1976)

  • El mercado y la globalización (2002)

  • Los mongoles en Bagdad (2003)

  • Sobre política, mercado y convivencia (2006)

  • Economía humanista. Algo más que cifras (2009)

[editar] Novela



[editar] Cuento



  • Mar al fondo (1992)

  • Mientras la tierra gira (1993)

[editar] Otras obras



  • Escribir es vivir (2005) -libro autobiográfico escrito en colaboración con Olga Lucas-

  • La ciencia y la vida (2008) -diálogo junto al cardiólogo Valentín Fuster ordenado por Olga Lucas-

  • Reacciona (2011)

lunes, 28 de noviembre de 2011

EN CADA RESTAURANTE ESPAÑOL SE TIRA MEDIA TONELADA DE COMIDA AL AÑO



En cada restaurante español se tira media tonelada de comida al año






Victoria Fuentes El desperdicio de comida aumenta en los países ricos.
En España hay 85.230 restaurantes y cada uno desperdicia cerca de media tonelada de comida al año y dos kilos diarios, lo que supone unas pérdidas de más de 225 millones de euros en el sector hostelero. La mayor parte de los desperdicios se generan por una mala previsión al comprar, y algunos organismos, como la ONU, señalan los buffets de comida rápida como uno de los precursores de esta práctica por inducir a la gente a comer más de lo que necesita.

La falta de previsión al hacer los pedidos de las materias primas así como la mala gestión que hacen los supermercados de los alimentos (al final del día se tiran multitud de productos no caducados) son algunas de las causas que precipitan el aumento de comida tirada a la basura.

Según una investigación solicitada por la Organización para la Alimentación y la Agricultura (FAO) los consumidores de los países ricos desperdician anualmente una cantidad de alimentos equivalente al total de la producción alimentaria del África subsahariana. Se estima que las naciones más ricas del mundo desperdician un total del 222 millones de toneladas de comida al año. Esta investigación ha disparado las alertas sobre una posible escasez de alimentos en los próximos años.

La Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre, ha elaborado como respuesta a esta situación un proyecto financiado por España en el que se analiza la repercusión económica y social del desperdicio de comida. Un estudio de la Universidad de Arizona asegura que si redujéramos el desperdicio de alimentos podría impactar incluso en el alza del precio de los alimentos.

Los Bancos de Alimentos son servicios de recolección de los alimentos que los supermercados desechan, que funcionan desde hace décadas y que promueven leyes que favorezcan el proceso de donación de alimentos además de fomentar su reutilización

sábado, 26 de noviembre de 2011

LA ASOCIACIÓN PLANETA VERDE ,PARTICIPO EN EL DÍA INTERNACIONAL PARA LA ELIMINACIÓN DE LA VIOLENCIA CONTRA LAS MUJERES

ARTÍCULO DE RAMIRO PINTO:

Agresión de convivencia o violencia de género?



Sobre el asesinato de las mujeres por sus parejas es muy importante conocer su causa para poder actuar en consecuencia. La diferencia entre la violencia y la agresividad fue un debate de hace casi treinta años cuando el pacifismo fue una opción política a través de Los Verdes.

.

En la actualidad sucede una confusión de palabras, hechos e ideas que impide avanzar en soluciones nuevas a los problemas que nos afectan, como la muerte de personas a partir de haber mantenido una relación de convivencia.

.

A pesar de la ley contra la violencia de género se suceden las muertes provocadas en la convivencia de pareja, sobre todo mujeres que son asesinadas. Incluso este tipo de crimen está aumentando. Puede que falle el análisis mismo de este suceso que adquiere una proyección social de primer orden.

Hace un par de años hubo en un plazo de dos días tres noticias: la muerte de una mujer por su pareja varón. La muerte de una mujer por su pareja mujer. Y la muerte de un varón por su pareja mujer. Sólo se consideró violencia de género la primera. ¿Y las otras?. ¿No podrían ser las tres consecuencia de un acto de agresividad debido a la convivencia?.

.

Este debate no es baladí, pues dependiendo de lo que resulte de su estudio se podrá actuar en consecuencia, de dos maneras:

.

1- O bien sobre la conciencia, como se hace actualmente, como son los anuncios publicitarios, la campaña de concienciación en la que se gasta mucho dinero con pocos resultados y sin lograr los objetivos previstos, es decir que disminuya la “violencia de género”, posiblemente porque no sea lo que afecte al asesinato de las mujeres por parte de sus parejas o ex-parejas.

.

2- O habrá que actuar sobre la conducta, porque hablamos de un hecho cuya causa es la agresividad. Lo cual es muy importante tener en cuenta a la hora de educar a los jóvenes, pues se puede estar haciendo una labor inútil, que no es efectiva y no se quiera reconocer, sino que se continua usando un esfuerzo informativo como mera propaganda gubernamental, sobre lo mucho que quiere hacer y de las buenas intenciones sin que sean efectivas sus campañas, pero siempre cabe seguir echando las culpas a algo, al machismo, sin querer ver el error de los planteamientos que hacen estas campañas.

.

La violencia sucede desde la conciencia, mientras que la agresividad aparece como una acción instintiva. Matar al cónyuge se ha interpre­tado desde un punto de vista ideológico, por lo que se con­sidera «violencia machista».

.

El feminismo ha pasado de ser un movimiento social, crítico, renovador y un acicate contra un modelo ideológico paternalista y de dominación del varón a una ideología. Que actualmente además se quiere ejercer como Poder. Hay una obra de teatro, “Me voy“, en la que se puede ver como interviene la agresividad en el varón que acaba matando a su pareja cuando él es una persona progresista, feminista y está en contra de los maltratos. Se han dado casos de personas que daban cursos contra este problema que han acabado cometiéndolo.

.

Las soluciones que ofrece la postura ideológica han creado una red de intereses, de subvenciones a asociaciones tal que crea un tejido que mantiene el discurso ideológico de manera preponderante sin tener en cuenta su efectividad, cuando lo que hace falta es comprender el problema desde el conocimiento de lo real, no de lo que se piensa al respecto con el único fin de confirmar una ideología, sobre la cual se ha creado todo un discurso cuyo lenguaje es cerrado, no se puede salir del mismo, porque hacerlo genera un ataque a quien lo cuestione que sufrirá la acusación de ser un machista.

.

De esta manera lo que quiere resolver no se soluciona. Tan sólo se entra en una reafirmación ideológica en la que se busca un culpable, el machismo, sin ver que este aspecto ya apenas funciona como factor dominante en la sociedad y excusas como que las mujeres no denuncian son tópicos que no sirven para resolver este problema.

.

Es necesario entender que existe un yo biológico, que es el resultado de la evolución del ser humano como especie animal. El asesinato u homicidio que ejecutan los varones a la mujer, precedido por una o varias discusiones, sucede como consecuencia de la manifestación de la agresividad, es por lo tanto un acto agresivo, no es violencia. Lo que quiere decir que las conclusiones y el trata­miento deben ser acordes a tal diagnóstico.

.

Aunque el resul­tado sea el mismo: la muerte de la víctima, no lo es como consecuencia de la misma cau­sa, a la que hay que llegar correctamente para evitar que siga provocando sus efectos devastadores. Y desde mi punto de vista debe englobarse este tipo de asesinatos en la agresividad de convivencia, la cual impulsa los casos de asesinatos basados en la misma conducta de otros como son los de padres a hijos, de hijos a padres, o peleas de vecinos. Lo que pasa es que la convivencia en un apareja es más intensa, afecta más a la intimidad, pero la base de la conducta es la agresividad y no la violencia, ni siquiera la de género.

.

La violencia responde a una idea, mientras que la agresividad es una conducta, un mecanismo biológico de respuesta a un estímulo. En ningún momento es justificable y la ley debe de condenar, aplicando el cuerpo legal en la ejecución del derecho con su máxima contunden­cia, en cuanto que es un asesinato. Pero la acción social para evitar lo más posible esta lacra debe enfocar adecuadamente el tema, hacer un buen diagnóstico, pues como dicen los médicos un diagnóstico acertado equivale a la mitad de su curación.

.

To­das las campañas contra la violencia de género tienen poca eficacia, pues ya se sabe socialmente que matar a la pareja es algo que no hay que hacer, que es delito, que es algo ne­gativo. Incluso el agresor lo sabe, pero lo hace.

.

Tampoco se puede dividir a los varones en buenos y malos, sino asumir que cualquier varón puede hacer daño a su pareja, incluso matarla en determinadas circunstancias, porque forma parte de un impulso interior que el desarrollo social ha ido amor­tiguando, pero quedan mecanismos de la conducta humana que activan la agresividad y que se deben de controlar lo más posible, lo cual exige un reconocimiento de los mismos y un aprendizaje, pero como conducta, no a través de recetas discursivas, ni sobrecargando la incidencia sobre la conciencia, pues esta fase ya se ha logrado a lo largo de muchos años de concienciación, espe­cialmente por la labor de grupos y mujeres feministas.

.

De no tener en cuenta este aspecto se seguirán repitiendo las estadísticas y las noticias de mujeres asesinadas año tras año.

.

El 26 de agosto de 2010 un profesor mata a su esposa, una enfermera. No había denuncia de malos tratos por parte de ella. Los vecinos, dicen las crónicas del día después, se asombran de la noticia al considerar que era una pareja normal. Ese mismo día un marido apuñaló a su esposa sin que tampoco hubiera denuncia. Al parecer sólo el 20% de las mujeres muertas han realizado algún tipo de denuncia. Lo cual es porque han llevado hasta el momento una vida normal y entender esto es muy importante.

.

El número de muertes por parte de la pareja aumenta con respecto a años anteriores, a pesar de una ley específica y haber una Delegación del Gobierno por la Violencia de Género. ¿Cómo se explica esto?. El director de esta delegación asegura que según las estadísticas en agosto aumenta la “violencia machista“, pero los informes que él mismo expone mantienen que es debido a que aumentan las horas de convivencia en la pareja, lo cual lo destaca como un factor clave. Es evidente que el aumento de horas de convivencia no aumenta el machismo, pero sí la presión psicológica que desatan la agresividad, la cual sucede puntualmente.

.

Es necesario lograr modificar la conducta, es decir, la respuesta a un estímulo. El movimiento pacifista debatió ampliamen­te la diferencia entre agresividad y violencia para definir la no-violencia. Un soldado puede no ser agresivo y matar en la batalla por un deber, es decir, por una ideología o por ser ese su trabajo. Actúa desde la conciencia en la que entiende que matar es un deber, un deber patriótico, para él. Mata al enemigo, sin ser alguien concreto a quien dispara. Lanza un misil y muere un soldado enemigo, a quien no conoce ni tiene nada en contra de él.

.

La violencia machista sería aquella que ataca a la mujer por ser mujer, y por eso se consideraría de género, indiscriminadamente, lo cual sucede aún en algunas partes del planeta, o que abusan de la mujer por sistema, porque se creen con derecho a ello, por una conciencia e ideología machista que así se lo hace entender al varón. Por ejemplo en la ciudad Juárez de México, en algunos países árabes, en Guatema­la.

.

En este país mueren una media de setecientas mujeres al año a manos de varones, no siempre por sus respectivas parejas, sino familiares cercanos o por ir vestidas de manera que para ellos es una provocación o porque la mujer quiera estudiar y hacer una carrera en lugar de formar una familia «como debe ser» o «como Dios manda».

.

Pero en Europa quien mata a su compañera o ex-pareja suele no atacar a la mujer en general, sino a la suya, la que considera suya porque convive con ella, no por una cuestión ideológica, es decir no porque lo sea en su conciencia sino en su vivencia de pareja. Es un acto puntual, no sistemático. No mata a otras mujeres. Y sería incapaz de agredir a cualquier otra persona sin más.

.

Se trata de una reacción que no controla en el momento de ejecutarla. No agrede a su pareja por ser mujer, sino por su relación con ella, matiz éste muy importante, cuya crisis de pareja, separación o la causa que sea, hace que la relación entre ambos se rompa, o se deteriore, o surja algo en la relación de varón-mujer, como por ejemplo una tercera persona, bien sea en el pasado, en el presente o el temor a que suceda en un futuro, lo que genera un estímulo emocional de miedo, tristeza, rabia que no puede controlar y acaba provocando una respuesta agresiva, cuyo sustrato de conducta se alimenta de otras situaciones ajenas, pero que intervienen en activar la acción agresiva, como frustración, estrés, ofensa, humillación, odio u cualquier otra situación que le afecte de manera que impulsa un estímulo que de manera automática provoca una respuesta: la agresión a la otra persona en concreto.

.

Un agresor mata a una mujer concreta (agresividad). Un soldado o guerrillero a cualquiera que considere que sea su enemigo (violencia). Si tira una bomba mata al que le cae, indiscriminadamente . Es fundamental tener en cuenta esta diferencia.

.

Mediante el ejercicio de la violencia se gana algo. Cuando se ma­ta a un enemigo se logran sus posesiones, sus tierras, po­der. Un ejército actúa desde la violencia. También la mafia u organizaciones guerrilleras o terroristas. Con la agresividad no se gana nada, se resuelve una necesidad, que en el mundo animal es la alimentación, la defensa del territorio o la sexualidad. Que un león mate a una cebra no es un acto violento, sino la agresividad propia de su instinto que le permite su su­pervivencia. Las ardillas pelean por el territorio y la comida hasta que una huye o muere.

.

En el ser humano ya no hacen falta respuestas agresivas para su supervivencia, ni para resolver sus necesidades en general, pero en su desarrollo evolutivo sí lo fue y tal necesidad ha establecido un mapa genético que perdura y debe ser reconocido, para dominar ese yo animal que debe pasar de su entorno natural al cultural, lo cual es el proceso que construye la historia.

.

Por regla general quien mata a una pareja no lo piensa, sino que sucede en un momento determinado, fruto del acalora­miento por una disputa aunque se hayan repetido las agre­siones anteriormente, lo que sucede como respuesta a una presión psicológica que activa la agresividad. El agresor puede esperar a su víctima en algún lugar para atemorizarla, para incluso matarla, ir con esa intención al querer darla una respuesta desde la conducta, pro no cree que obra bien, por eso muchas veces al hacerlo se suicida.

.

En muchas ocasiones el agresor se arrepiente, cuando piensa sobre lo que ha hecho. A veces se logra controlar, en otras ocasiones no, porque se produce un desenfreno. También con alcohol o tras haber consumido algún tipo de droga se desinhibe la agresividad. Se arrepiente cuando lo piensa, cuando interviene la conciencia. Pero hay algo que le supera. Cuando un varón mata a su pareja no gana nada, lo pierde todo, incluso lo escenifica suicidándose o intentándolo, lo cual es esa misma agresividad vuelta contra él.

Sucede también cierto sentido de la propiedad del varón sobre la mu­jer y viceversa, pero en un sentido de territorialidad, que aún perdura en la especie humana, cuyas necesidades básicas siguen siendo alimentarse y satisfacer su sexualidad. Es un problema del tránsito de la naturaleza a la cultura, cuyo resorte elemen­tal es la conducta, es decir se trata de un problema emocional, no sentimental, ni ideológico.

.

La aplicación de una ley que contempla el asesinato de la mujer como vio­lencia hace que aumenten los casos de asesinatos de mujeres en su relación de pareja, aunque suceda cuando se separan. Algo falla. Pero sobre todo fracasan rotundamente las medidas de prevención.

.

El despliegue y coste de las campañas de concienciación es de una proporción tan desorbitada de cara a sus resultados que debería analizarse críticamente.

.

El asesinato de las mujeres por parte de sus parejas es una lacra que ha acom­pañado siempre a la humanidad y debe ser superada, lo que exige no actuar contra el agresor como medida de preven­ción, sólo en la aplicación de la ley cuando haya cometido el delito. Pero sí intervenir preventivamente ante una conducta previsible, que hay que encauzar de otra manera, diluyendo el estímulo, que muchas veces puede ser imaginario.

.

Una acción más eficaz exige una vía de escape para el potencial agresor. Por ejemplo, no encerrarle en una situación que le presione psicológicamente, como en caso de una separación quitarle parte de su sueldo, no ver a sus hijos, dejarle fuera de su casa. Que sea el Estado quien aporte unos ingresos a la mujer que garanticen su independencia. La separación no debe presionar al varón separado, de manera que podrá rehacer su vida. La mujer separada tampoco debe ser víctima de esta situación, por eso el estado debe atenderla, pero sin que esto suponga llevar a una situación de encerramiento al varón, lo cual activa su agresividad.

.

Cualquier animal acorralado reacciona agresivamente. Tales estímulos hay que diluirlos al máximo y hacer que quien se siente abandonado, humillado, ultrajado, tenga una salida social, lo que implica un apoyo al agresor potencial, para que no lleve a efecto su respuesta. No puede ser cali­ficado sin más de «maltratador», pues se le está induciendo a serlo, como profecía autocumplida, de él y de los grupos o instituciones que lo denuncian como tal.

.

Habrá que ele­gir entre un modelo de actuación ideológico, que persigue a quien pueda ser maltratador y para ir contra él establece unos mecanismos que provocan que el potencial agresor se active aún más y algunos logren su objetivo de matar a su pareja o ex-pareja. Lo cual ideológicamente confirma que hay que seguir presionando sobre los maltratadores que cada vez aumentan más. Es el modelo propagandístico, ineficaz.

.

O seguir un modelo social que evite el asesinatos de los cónyuges con medidas que permitan eva­dir una respuesta agresiva, impidiendo estímulos que activen más la agresividad. Es el modelo científico en el que habrá que escuchar a los biólogos.

.

Hacer una persecución sobre quienes atacan a sus parejas lo que hace es azuzar sus instintos más primarios y desde las instituciones se convierte a la víctima en una excusa que sirve de punto de apoyo para reforzar una política contra el maltrato inútil, cuyas medidas se usan especialmente de manera propagandística.

.

Dicho lo cual en absoluto se trata de amparar esta conducta, ni mucho menos justificarla, sino lograr com­prenderla y buscar resortes e ideas que permitan superar esta situación y no reforzarla por mantener un discurso ideoló­gico que interpreta el problema fuera de su contexto real. Por ejemplo, y sin que sirva de agravio comparativo ,si se quiere evitar una pelea entre ardillas no basta darles comida, sino que hay que dársela por separado, o de manera abundante y entonces pueden convivir.

.

Ser conscientes de esta realidad exige comprender la formación del yo de las personas y buscar un modelo educativo no basado de una ética discursiva, sino otra que permita el desarrollo y toma de conciencia de los sentimientos, las emociones y la capacidad de expresión y el reconocimiento del bagaje de la conducta animal del ser humano. Insistir en enseñar que maltratar a las mujeres es algo que no se debe de hacer es inútil, pues ya se sabe.

.

Tenemos que actuar sobre la conducta cuando surge una tensión en la convivencia, sin embargo se hace lo contrario, de manera que se encierra cada vez más a una de las partes, se le presiona más y más, hasta que acaba estallando, agrede a su pareja. Entonces sucede la profecía autocumplida que retroalimenta la cadena de agresiones que exigen más campañas, más presión sobre los sospechosos y el problema aumenta.

.

Las universidades deberían de estudiar este aspecto, incluso desde la biología, pero les pagan para que diserten y hagan estudios sobre la “violencia de género”, y dar más argumentos sobre el camino en el que quieren insistir. Al ver que no da resultados, al menos podrían dimitir los responsables, pero se ve que da lo mismo. Y los colectivos que se manifiestan contra el asesinato de mujeres deberían salir de su inercia y pensar desde otros puntos de vista que les lleven a la realidad de este fenómeno que supone el asesinato y maltrato de muchas mujeres.

EL BUENISMO VICIADO DE LAS ONG





El buenismo viciado de las ONG
Un antropólogo critica los 50 años de cooperación en África
EFE Kenia
Hospitales sin inaugurar, ordenadores parados por falta de electricidad y guarderías en ruinas que jamás vieron un niño: "África es un inmenso cementerio plagado de proyectos abandonados".
Así de contundente se muestra el antropólogo Gustau Nerín, buen conocedor del trabajo de las ONG en el continente. Residente en Guinea Ecuatorial, sostiene que los 50 años de cooperación en África son la historia de un fracaso: "No se ha creado desarrollo y los pobres son cada vez más pobres. La cooperación se ha convertido en una gran industria al servicio de Occidente que sólo ha servido para reforzar su superioridad".
En su libro Blanco bueno busca negro pobre (Roca Editorial), Nerín denuncia el "buenismo" de las ONG, término utilizado para definir las ayudas basadas en el mero sentimentalismo. Así, critica que las ONG sean consideradas un "icono incuestionable" porque supuestamente encarnan todas las virtudes de Occidente. Según el antropólogo, muchos cooperantes se están lucrando: "Algunos cobran hasta 15.000 euros mensuales y trabajan con gente que no tiene ni un dólar al día. ¡Es inmoral!".
También dispara contra los medios de comunicación y asegura que hay poco rigor en el seguimiento de los proyectos. "Nadie se atreve a cuestionar una cosa que se ha hecho con buena voluntad ni se investiga sobre las fuentes averiadas, las vacunas caducadas y los quirófanos por estrenar que se pueden encontrar en cualquier rincón del continente", señala.
Más allá de proyectos solidarios, los analistas aseguran el futuro de África pasa por tener una relación más igualitaria con Occidente. En este sentido, Nerín pide la apertura del mercado internacional a los productos africanos y la transparencia de las empresas occidentales que trabajan en el continente. También aplaude iniciativas como la condonación de la deuda externa y anima a los ciudadanos a "buscar soluciones reales e ir más allá de la simple caridad de las ONG".

jueves, 24 de noviembre de 2011

LA NATURALEZA EN ESPAÑA ESTÁ EN VENTA




Exige al Gobierno Valenciano que no permita construir en suelo quemado

Acción promovida por Ecologistes en Acció País Valenciá

La Consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente quiere permitir la construcción en suelo afectado por incendios forestales. ¡Evitémoslo!
El Gobierno Valenciano pretende modificar la Ley 3/1993 Forestal de la Comunidad Valenciana para permitir el cambio de uso de suelos forestales que hayan sufrido un incendio forestal.
Esa modificación tendría como principal objetivo legalizar el vertedero de Dos Aguas, que desde 1998 recoge los residuos sólidos urbanos de la comarca metropolitana de l’Horta. Una sentencia del Tribunal Supremo declaró en su momento ilegal ese vertedero por ocupar suelos forestales protegidos, que sufrieron en parte un incendio forestal en los años 80 y tenían una clasificación de suelo no urbanizable protegido con destino a la repoblación forestal. Ahora han autorizado de nuevo la ampliación del vertedero en parte en parcelas forestales.
La modificación propuesta por Isabel Bonig, Consejera de Infraestructuras y Territorio, entraría en colisión con la normativa estatal (Ley de Montes) que prohibe ese cambio de uso para los terrenos forestales incendiados durante 30 años. La única excepción que contempla es que el cambio de uso estuviera previsto con anterioridad al incendio forestal, condición que no se cumple en este caso.
En consecuencia, excepcionar esa regla general a través de una modificación legislativa por la puerta de atrás abriría la “caja de Pandora” y supondría un grave precedente en la desprotección de los suelos forestales valencianos.
Si entre todos ponemos en evidencia a la Consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente podemos evitar la consumación de este terrible atentado al medio ambiente, evitando que se utilice este coladero legal para permitir todo tipo de desmanes urbanísticos que saquen provecho de los incendios forestales.
Añade tu firma a la petición dirigida a la Consejera, para frenar antes de que sea tarde esta inaceptable reforma legal.
Décadas de políticas irresponsables están acabando con el patrimonio natural de la Comunidad Valenciana. Si conseguimos detener esta reforma a tiempo frenaremos el cada vez más acentuado deterioro del medio ambiente valenciano, poniendo coto a la especulación urbanística que asola esta región de España.
Por favor, firma para evitar que continúe la destrucción de nuestro territorio.
Al firmar la petición estarás enviando esta carta
Destinatario: Señora Consejera de Infraestructuras, Territorio y Medio Ambiente
Estimada Señora Consejera de Infraestructuras,Territorio y Medio Ambiente de la Comunitat Valenciana:
Le exigimos que detenga los trámites para la modificación de la ley de montes valenciana con el objeto de autorizar la construcción en suelos afectados por incendios forestales antes del preceptivo transcurso del plazo de 30 años.
Debe ser consciente que la necesidad de ampliar un basurero no puede suponer carta blanca para ignorar la normativa estatal a este respecto, poniendo las bases para que especuladores se aprovechen de los incendios forestales con la intención de hacer negocio. Excepcionar esa regla general a través de una modificación legislativa por la puerta de atrás abriría la “caja de Pandora” y supondría un grave precedente en la desprotección de los suelos forestales valencianos.
Señora Consejera, no permita que el territorio valenciano siga deteriorándose.
Atentamente,

miércoles, 23 de noviembre de 2011

PRODUCTOS ECOLÓGICOS EN LOS COMEDORES DE NUESTROS HIJ@S.



Alimentación ecológica en los colegios de la mano de Amigos de la Tierra
La Asociación “Amigos de la Tierra” de Fuenlabrada ha organizado una iniciativa con la que pretenden introducir productos ecológicos en los comedores de los centros educativos. Cuenta con fondos europeos y beneficiará a los escolares y los agricultores.




Alimentación ecológica en los colegios de la mano de Amigos de la Tierra


Alimentación ecológica en los colegios de la mano de Amigos de la Tierra.
El proyecto ha sido subvencionado con fondos europeos a través del Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, y cuenta con el apoyo del ayuntamiento de Fuenlabrada. La idea es fomentar la alimentación sana, acercar a los niños a los productos de la tierra, y a la vez, favorecer al pequeño agricultor.

martes, 22 de noviembre de 2011

Mil festejos menos que en 2007

Mil festejos menos que en 2007


DOCUMENTACIÓN

Madrid (España). El número de festejos taurinos en España ha seguido decreciendo en 2011. Más allá de los números (181 festejos menos que en 2010), los datos representados en la gráfica nos invitan a la reflexión. Primero que la caída iniciada en 2008 parece no tener fin, pues en 2007, último año considerado de 'bonanza económica' se celebraron 2176 espectáculos en nuestro país, mil más que esta última temporada.

En las plazas de primera y segunda categoría el declive es moderado y la sensación, de aparente y engañosa estabilidad, pues aunque en el último año 'sólo' se perdieron ocho festejos en las plazas de primera, la criba se observa con mayor claridad en los últimos cinco (de los 228 de 2007 a los 200 justos del último curso): Más acusado es el descenso en plazas de segunda en el último lustro (de 280 espectáculos en 2007 a los 211 programados en 2011)

Sin embargo, en las plazas de tercera el descenso es de 148, una cifra alarmante si se tiene en cuenta que el grueso de la temporada suele estar sustentado en plazas de estas características. En lo referente al tipo de festejos sucede algo similar, hay un descenso considerable tanto en el número de festejos mayores (39 corridas de toros menos que la temporada pasada), como en el número de novilladas celebradas en la presente temporada (385 en 2010 y 317 en 2011, la diferencia es de 68). Los festejos de rejones también se han visto reducidos, el descenso es de 71 (311 en 2010 y 240 en 2011).

Estos datos contrastan con la estabilidad francesa, pues el país vecino celebró incluso un festejo más que en 2010 (129 este año y 128 el pasado), una continuidad que sigue vigente si comprobamos los números de hace cinco temporadas (137). Sin embargo, las entradas registradas en algunos de estos espectáculos celebrados en suelo francés quizá inviten a pensar en la reducción, pero eso, será objeto de otro análisis.

E

SPAÑA



PLAZAS E 2ª

PLAZAS DE 3ª

CORRIDAS

















































lunes, 21 de noviembre de 2011

LOS GASES DEL CAMBIO CLIMATICO AUMENTAN SIN QUE SE ESTE HACIENDO NADA


CLIMA Informe de la ONU
Los gases responsables del cambio climático baten todos los récords

Foto de archivo de una central térmica de carbón en Alemania. AP
Agencias Ginebra (Suiza)
Actualizado lunes 21/11/2011 11:58 horas
La agencia meteorológica de Naciones Unidas asegura que las concentraciones de gases causantes del calentamiento global están en la actualidad en niveles récord que superan los peores escenarios de los científicos.
La Organización Meteorológica Mundial (OMM) dice que las concentraciones de dióxido de carbono, principal responsable de la captura de calor en la atmósfera, han llegado a 389 partes por millón, la mayor concentración desde el inicio de la era industrial en 1750.
"El impacto que sufre la atmósfera debido a los gases de efecto invernadero generados por la actividad humana ha vuelto a alcanzar niveles récord desde la era pre-industrial", afirmó el secretario general de la OMM, Michel Jarraud.
Las emisiones de gases se disparan
"Incluso si lográramos detener hoy nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, algo que está lejos de ser realidad, el efecto estaría presente durante décadas en la atmósfera", declaró Jarraud durante la presentación del boletín de la OMM.
En su opinión, "ahora más que nunca antes, tenemos que comprender las complicadas, y a veces imprevisibles, interacciones entre los gases de efecto invernadero y la atmósfera, la biosfera terráquea y los océanos"
La OMM dice que sus datos revelan un aumento del 20% del óxido nitroso, del 39% de aumento en el CO2 y del 158% de aumento del metano desde entonces, todos ellos son gases de efecto invernadero contemplados en el Protocolo de Kioto como gases a reducir.
La OMM indicó que entre 1990 y 2010 hubo un incremento del 29% en la fuerza de irradiación (el efecto del calentamiento atmosférico en el clima) derivada de los gases de efecto invernadero y que el dióxido de carbono (CO2) es el responsable del 80 por ciento de ese aumento.
El CO2 es hoy el gas de efecto invernadero más presente en la atmósfera y representa en torno al 64 por ciento del total de las causas de variación del clima.
Los combustibles fósiles, principales responsables
El informe cita la quema de combustibles fósiles, la pérdida de bosques que absorben dióxido de carbono y el uso de fertilizantes como principales culpables.
Las concentraciones reflejadas por la OMM superan el peor de los siete escenarios de emisiones proyectados en el año 2001 por el panel de expertos climáticos de la ONU.
Desde el principio de la era industrial en 1750, según la OMM, su presencia en la atmósfera ha aumentado en un 39 por ciento, hasta las 389 moléculas de gas por millón de moléculas de aire limpio.
Entre 2009 y 2010 esa "abundancia atmosférica" aumentó en 2,3 unidades por millón, superando las cifras de la década de 1990, cuando fueron de 1,5 unidades por millón y de la pasada década, cuando la concentración se situó en 2 unidades por millón.
La concentración permaneció constante durante 10.000 años
Durante los 10.000 años anteriores al inicio de la era industrial, la presencia atmosférica de CO2 se mantuvo "casi constante" en torno a las 280 moléculas por millón.
Después del CO2, el metano (CH4) contribuye con el 18 por ciento de la fuerza de irradiación, con un incremento del 158% con respecto a la era pre-industrial, cuando la presencia de este gas en la atmósfera terrestre era de 700 moléculas por cada 1.000 millones de partículas de aire limpio.
Este fuerte incremento se debe sobre todo a la ganadería, la producción de arroz y la explotación de los combustibles fósiles.
Por otra parte, la actividad humana es la responsable en estos momentos del 60 por ciento de las emisiones de metano, mientras que el 40 por ciento restante procede de fuentes naturales, como las tierras húmedas.
En el caso del metano, la OMM advierte de que "después de un periodo de relativa estabilización de sus niveles entre 1999 y 2006, su presencia en la atmósfera ha vuelto a aumentar".
Por último, el óxido nítrico contribuye con un 6% a esa fuerza de irradiación y está un 20% por encima de los niveles previos a la revolución industrial.
El óxido nítrico tiene su origen en causas naturales -los océanos- y actividades humanas -el uso de fertilizantes y biomasa y otros procesos industriales.
El problema es que su impacto sobre el clima, tomando como referencia un siglo, es 298 veces superior al de las emisiones en igual cantidad de dióxido de carbono.

domingo, 20 de noviembre de 2011

LA GUANÁBANA EFIZAZ CONTRA EL CÁNCER.

La Guanábana o Annona muricata pertenece a la familia de las Anonáceas, se asemeja a la chirimoya; originaria de la selva peruana, se cultiva en la India, Filipinas, Australia, Hawai y en los países del trópico americano.

Características: El fruto de la guanábana puede alcanzar hasta 40 cm de largo con un peso máximo de 4 Kg; tiene forma ovoide algo curvo en su extremo inferior e irregular; su piel es verde oscuro, brillante, cubierta de espinas y no demasiado gruesa; su carne es jugosa, aromática de color blanca o algo amarillenta con sabor acido-agridulce similar a la piña o el mango; sus semillas son de color castaña con brillo y se despenden con facilidad.

Consumo: Se consume fresca de forma natural, sola retirando las semillas y con una cuchara directamente del fruto; también en trozos pequeños en macedonia o ensaladas de frutas. Muy rica como postre bien fría acompañada de nata o batida con azúcar.

En las zonas tropicales se bebe el zumo de guanábana, se exprime la pulpa para extraer su jugo y se bate con leche o agua y azúcar.

Los frutos sin madurar se comen cocidos como verdura, se utilizan para la elaboración de bebidas calientes, zumos, licores, mermeladas y postres con Mouse.

Las propiedades curativas de la guanábana en el tratamiento del cáncer han sido muy difundidas. Sin embargo, la annona muricata, nombre científico de la guanábana, brinda otros beneficios al organismo, gracias a su rica composición nutricional. Entre otros componentes, el fruto de la guanábana posee vitaminas, minerales y aminoácidos esenciales, muy importantes para la salud.

Cada 100 gramos la guanábana aporta: 1 gr. de proteína, 0.95 gr. de grasas, 16.5 grs. de carbohidratos, 3.2 grs. de fibra, 58 grs. de cenizas, 10.3 mg de calcio, 26.9 mg de fósforo, 270 mg de potasio, 0.64 mg de hierro, 2 IU de Vitamina A, 28.5 mg de Vitamina C, 0.10 mg de tiamina, 0.06 mg de riboflavina, 1.3 mg de niacina, 11 mg de triptófano, 8 mg de metionina y 60 mg de lisina. Además, posee un gran contenido de agua, por lo que esta cantidad representa un aporte de sólo 65 calorías.

Se consume como fruta o como zumo y también se emplea en la elaboración de licores y mermeladas. Por otra parte, todas las partes de la planta de la guanábana son aprovechables para diferentes funciones. El zumo de la fruta madura es bueno para el hígado y tiene efecto diurético. Al té de hojas de guanábana se le atribuyen propiedades antiespasmódicas, sedativas, antidiabéticas y vasodilatadores, además de anticancerígenas. Por último, las semillas se utilizan pulverizadas, como repelentes de insectos.

El interés de esta planta se debe a sus fuertes efectos anticancerígenos. Y aunque se le atribuyen muchas más propiedades, lo más interesante de ella es el efecto que produce sobre los tumores. Esta planta es un remedio de cáncer probado para los cánceres de todos los tipos. Hay quienes afirman que es de gran utilidad en todas las variantes del cáncer.

Se la considera además como un agente anti-microbial de ancho espectro contra las infecciones bacterianas y por hongos; es eficaz contra los parásitos internos y los gusanos, regula la tensión arterial alta y es antidepresiva, combate la tensión y los desórdenes nerviosos.

La fuente de esta información es fascinante: procede de uno de los fabricantes de medicinas más grandes del mundo, quien afirma que después de más de 20 pruebas de laboratorio, realizadas a partir de 1970 los extractos revelaron que: Destruye las células malignas en 12 tipos de cáncer, incluyendo el de colon, de pecho, de próstata, de pulmón y del páncreas…

Los compuestos de este árbol demostraron actuar 10.000 veces mejor retardando el crecimiento de las células de cáncer que el producto Adriamycin, una droga quimioterapéutica, normalmente usada en el mundo.

Y lo que es todavía más asombroso: este tipo de terapia, con el extracto de Graviola, o Guanábana, destruye tan sólo las malignas células del cáncer y no afecta las células sanas.

En los últimos años, el extracto de guanábana ha llegado a ser ampliamente aclamado por tener propiedades altamente potentes para combatir el cáncer. Hay diversos estudios sobre la anonacina, el compuesto de la guanábana que tendría efectos anticancerosos. Sin embargo, esos estudios fueron solamente realizados in vitro o in vivo en animales, no existiendo aún ningún estudio clínico, en humanos. Un motivo citado para la falta de estudios clínicos en humanos es el hecho de que no se puede patentar una planta, lo que lleva a los laboratorios que patrocinan los estudios a concentrar las investigaciones en los principios activos, acetogeninas anonáceas, en vez de la planta.

Las acetogeninas de las anonáceas son sustancias cerosas que resultan de la combinación de ácidos grasos de cadena larga (C32 ó C34) con una unidad de 2-propanol en el carbono 2 para formar una lactona terminal (dicha lactona queda al inicio de la cadena).7 Un estudio realizado en la Universidad de Pardue en California, demostró que las acetogeninas pueden inhibir selectivamente el crecimiento de células cancerígenas y también inhibir el crecimiento de las células del tumor, resistentes al adriamycin (droga quimioterapéutica). En otro estudio realizado por científicos de la misma Universidad, se demostró que la acetogeninas de guanábana (graviola), son extremadamente potentes teniendo una ED50 (dosis letal 50) de hasta 10 – 9 microgramos por mililitro, resultando tener unas 10,000 veces la potencia del adriamycin.

Estudios realizados en 1998 a 2000 por McLaughlin y por Chih Hw, Chui HF han revelado que las acetogeninas son inhibores del complejo I de la cadena de fosforilación oxidativa con lo cual bloquean la formación de ATP; energía que necesita la célula cancerosa para poner en funcionamiento su bomba mediada por P-glucoproteína, que le permite mantenerse activa. La acetogeninas, también inhiben la ubiquinona-ubiquinona oxidasa, enzima dependiente del NADH que es peculiar en la membrana plasmática de la célula cancerosa. McLaughlin realizó sus investigaciones con las acetogeninas Bullatacin y Bullatacinone.

Estudios en el Caribe sugieren una conexión entre consumo de esta fruta y formas atípicas de la enfermedad de Parkinson debido a la muy alta concentración de annonacina.8 9 La concentración de annonacina en la fruta (15 mg/fruta) o en el néctar comercial (36 mg/lata) es cien veces mayor que en el té elaborado a partir de sus hojas (140 μg/taza).10



Datos curiosos.

Especialistas le atribuyen propiedades vasodilatadores cuando es consumida a manera de té. Las hojas de la planta de guanábana, se pueden usar en caso de que la persona padezca diarrea, preparándose en infusión.

La guanábana, también es conocida como: “masasamba”, “corosol”, “chachimán”, “huana huana” (v. Shipibo-Conibo).

En otros países se le conoce como “graviola” o “chirimoya brasilera”.

Beneficios

  • Combate problemas de amibiasis.
  • Desinflama el colon.
  • Es rica en fibra, calcio, fósforo, vitamina C y hierro.
  • Gracias al gran contenido de látex que tiene la guanábana se disminuye el estreñimiento crónico.
  • Disminuye el colesterol y los triglicéridos.
  • Fortifica la flora intestinal.
  • Ayuda a estabilizar las funciones hepáticas.
  • Se considera un alimento infaltable en las dietas para bajar de peso.
  • Desinflama las vías digestivas y urinarias.

viernes, 18 de noviembre de 2011

NUEVAS TECNOLOGIAS .MODAS MENTIRAS Y PELIGROS



Nuevas tecnologías: modas, mentiras y peligros

Por todos lados escuchamos noticias preocupantes sobre los distintos aspectos de la crisis: las finanzas, el clima, la salud, la escasez de alimentos y agua.
Frente a ello, los gobiernos y empresas que propiciaron la crisis insisten en que la solución no está en cambiar radicalmente los modos de producción y consumo ni terminar con el acaparamiento de tierras, la injusticia social, o con la relación explotadora y contaminante con el ambiente y la naturaleza. Que lo necesario es promover remedios tecnológicos nuevos.
Nos encontramos ante un triple ataque a la humanidad y al planeta: por un lado, hambre, caos climático, contaminación y enfermedad ocasionados por la industrialización; por otro, riesgos de salud, ambientales y económicos provocados por nuevas tecnologías (biotecnología, nanotecnología, geoingeniería, biología sintética); finalmente, la tiranía de las corporaciones —que imponen estas tecnologías como “necesarias” para salir de las crisis. Muchos gobiernos tienden a aceptar los remiendos tecnológicos impuestos por las corporaciones y las subsidian con recursos públicos. Este triple ataque ocurre en distintas versiones, en todos los rincones del planeta.
Las tecnologías de moda
Las universidades, los medios de comunicación y el mercado pregonan los nuevos descubrimientos sobre el genoma humano, las infinitas posibilidades de chips electrónicos cada vez más pequeños, la inminente creación de nuevas formas de vida, el dominio sobre los átomos y las moléculas, el control de las condiciones climáticas. Quieren convencernos de que todas las modas tecnológicas son buenas para todos y de que no aceptarlas es una necedad porque la humanidad y el planeta necesitan de ellas para resolver sus problemas. ¿Cuáles son estas modas tecnológicas y porqué debemos considerarlas y evaluarlas de un modo crítico?
El delirio por dominar la materia
Cuando escuchamos “nanotecnología”, “nanopartículas”, “nanómetro”, “nano”, nos hablan del reino de lo inmensamente pequeño, más pequeño aún que lo microscópico. Nanotecnología es el conjunto de técnicas utilizadas para manipular la materia desde de los átomos y las moléculas. Un nanómetro equivale a la millonésima parte de un milímetro. Un cabello humano mide unos 80 mil nanómetros de grosor.
Y es que los bloques de construcción de toda la materia son así de minúsculos. Son los átomos y las partes de los átomos que forman los elementos químicos. Por eso, los instrumentos y procesos de la nanotecnología se pueden aplicar a casi cualquier cosa fabricada en algún sector de la industria. La materia manipulada desde sus moléculas puede mostrar propiedades que antes no aparecían: mayor conductividad eléctrica, elasticidad, resistencia, o reactividad. Con tecnologías que manipulan lo inmensamente pequeño se están produciendo computadoras más rápidas, medicamentos dirigidos a sitios específicos del cuerpo humano, materiales a prueba de balas, cosméticos, filtros solares, insumos agrícolas, aditivos para los alimentos, embalajes, textiles, enseres electrodomésticos.
Hay en el mercado más de 700 productos que contienen nanopartículas, sin regulación en ningún país y sin etiqueta (es decir, sin que sepamos que las contienen) aunque cada vez hay más evidencias de sus posibles impactos en la salud y el ambiente y de que son un riesgo para los trabajadores que las manipulan. El sistema inmunológico no detecta las nanopartículas, por eso pueden atravesar la barrera sanguínea que protege al cerebro, llegar a la placenta o depositarse en otros órganos, intoxicando las células, causando tumores y cáncer.
Por si fuera poco, la posibilidad de trabajar con los pedazos de los átomos y de inventar moléculas, ha provocado una absurda fiebre de patentamiento de los elementos químicos, que son el punto de partida de todo lo existente, de lo vivo y lo inerte (lo “no vivo”).
Jugar a Dios
Otra moda tecnológica es la biología sintética, que busca construir en laboratorio nuevas formas de vida para desempeñar tareas particulares. La biología sintética quiere reescribir la vida ensamblando grupos de genes de modos nuevos y hacer organismos “diseñados a la medida” que produzcan compuestos químicos, fármacos o combustibles.
Las compañías de biología sintética, que reciben muchos fondos de los gobiernos, se promueven alegando que producirán la cura para la malaria, plásticos biodegradables, bacterias que limpien los desechos tóxicos, árboles especiales para producir etanol. El poder para crear vida artificial se está concentrando en manos de las mayores corporaciones petroleras, farmacéuticas, semilleras y agroindustriales, cuestionadas por su modo salvaje de usar los derivados del petróleo y ocasionar gran parte del calentamiento global.
La vida no es un diseño electrónico ni un código de cómputo: los errores podrían ser letales e irreversibles. Las compañías buscan ganancias en vez de preocuparse por las necesidades sociales o por el mal uso de sus inventos, deliberado o accidental. Con esa actitud pueden provocar nuevas y desconocidas catástrofes.
Pretenden “mejorar” a los humanos
La genómica estudia el funcionamiento, origen y evolución de la herencia biológica. La genómica humana, especialmente, promete un nuevo paraíso de salud basado en el conocimiento profundo de esta herencia personal. A partir de entender las diferencias en esta herencia, la genómica humana pretende desarrollar una medicina personalizada y fármacos, para según ellos, mejorar el desempeño humano.
La medicina personalizada se basa en la creencia de que podemos detectar, prevenir y curar las enfermedades según los genes de cada quien y, aunque todavía este argumento está muy lejos de demostrarse, ya están a la venta más de mil pruebas genéticas personales diferentes (sin regulación alguna) para detectar identidades raciales, tendencias a enfermedades, deficiencias o genialidades de personalidad y supuestos defectos de crecimiento físico. La publicidad de las empresas pretende hacernos creer que nuestros genes marcan absolutamente nuestro destino, pero pueden ser la llave de la salud, el bienestar y ¡hasta el éxito!, si se manipulan mediante los remedios que nos promete esta nueva moda científica.
La información derivada de estas pruebas le sirve sobre todo a las empresas que quieren demostrar la relación entre las enfermedades o “deficiencias” y las variaciones genéticas. Además, estas pruebas son costosas y con ellas ya hay instancias privadas y gubernamentales en varias partes del mundo que violan la privacidad y promueven la discriminación.
La idea de “mejorar el desempeño humano” es una idea exitosa para las empresas porque al convencernos de que podemos ser mejores, más precisos, más agudos, más eficientes, con fármacos y “alimentos especiales”, pueden obtener más ganancias. Son entonces medicamentos para gente sana, que espera ser más guapa o más feliz a punta de pastillitas. Las drogas para personas sanas son mucho más rentables que los medicamentos para los enfermos. La genómica sueña con un futuro de personas diseñadas para ser perfectas. Millones hoy en día están ansiosos de superar limitaciones reales o imaginadas (incluidas las emocionales) mediante remedios genómicos. ¿Serán considerados buenos ciudadanos los que no se “mejoren”? ¿Serán discriminados aquéllos que no se sometan a los tratamientos de mejora? Tenemos ante nosotros un panorama aterrador donde las empresas y el mercado tal vez lleguen a definir qué es un ser humano “normal”.
Burlándose del planeta
La geoingeniería es la manipulación intensa y/o radical del ambiente en gran escala, y hoy se intenta con ella combatir el caos climático provocado por las actividades industriales. La geoingeniería propone, entre otras cosas, alterar los ciclos del agua o aumentar artificialmente la vegetación del océano. Es real que existe la posibilidad de alterar el clima de la Tierra: por ello padecemos el actual desastre en el clima. Sin embargo, pretender que se corregirán los daños con más manipulaciones planetarias a nivel industrial es totalmente irresponsable, ya que con cualquier alteración en una región, otros sufrirán los desequilibrios provocados en el planeta, que funciona integralmente, como totalidad.
Las grandes industrias y los gobiernos poderosos son los mayores culpables de la contaminación, la devastación ecológica y el calentamiento global, y ahora son los principales promotores y financiadores de la geoingeinería. Quienes más sufrirán las consecuencias, nuevamente, serán los países de Sur que seguramente tendrían que cargar con los “efectos secundarios” de la geoingeniería.
Actividades antiguas que alteran radicalmente el mundo y que hoy podríamos llamar geoingeniería:
• Talar la mayoría de los bosques.• Convertir selvas, sabanas y “tierras marginales” en grandes parcelas de monocultivo.• Construir grandes y pequeñas represas. Poner diques a las cascadas, desviar ríos, secar humedales y drenar acuíferos, trasvasar cuencas completas.• Emitir miles de millones de contaminantes industriales, desechos de automóviles y otros químicos tóxicos a la atmósfera y a los suelos cada año.• Eliminar especies y diversidad biológica de ganado y cultivos.• Sobreexplotar y contaminar tierras de cultivo y tierras marginales, ocasionando erosión del suelo y desertificación.• Contaminar prácticamente todas las reservas de agua dulce del mundo.
Algunas acciones de la geoingeniería:
• Producir agrocombustibles o “carbón vegetal” (biochar) a partir de devastar los territorios considerados “marginales” o de crear vastas plantaciones de árboles (desiertos verdes).• Crear vastas plantaciones de árboles para producir agrocombustibles.• Promover la construcción de nuevas plantas de energía nuclear.• Estimular nubes para provocar lluvias.• Contaminar los centros de diversidad genética con cultivos transgénicos.• “Fertilizar” el océano con hierro y urea para ocasionar florecimientos acelerados de la minúscula vegetación marina y supuestamente capturar dióxido de carbono.• Cubrir desiertos con película reflejante para rebotar los rayos solares
Las mismas industrias que han destruido el planeta encabezan la farsa de la geoingeniería, y exigen que les paguemos por aplicarla para “salvarnos a todos”. Éste es otro aspecto del mercado de bonos de carbono, que es la venta de “permisos de contaminación”. Con el dinero obtenido de tales permisos, las compañías que promueven la geoingeniería realizan experimentos con poca crítica y una validez científica muy pobre.
Amenazas de las nuevas tecnologías
La estrategia de los científicos y la industria de combinar la acción de estas nuevas tecnologías es amenazante para nuestras comunidades, nuestras organizaciones y para cada uno de nosotros en nuestras vidas cotidianas.
Con la nanotecnología sobrevienen nuevos peligros tóxicos para nuestros cuerpos, ambientes, naturaleza. La gente usa bloqueador solar para protegerse del cáncer de piel y no sabe que los filtros solares que usan nanotecnología pueden ser cancerígenos. Con la biología sintética, estudiantes pueden construir nuevas especies casi como sus padres jugaban con casitas para armar.
En vez de discutir abiertamente los riesgos de las nuevas tecnologías, los gobiernos y las empresas cambian el diálogo por mayor control. Con el pretexto de las distintas crisis, del bioterrorismo y el caos climático todos nos volveremos sospechosos y la diferencia de opiniones políticas o las alternativas de producción y consumo pasarán a ser criminales.
¿De quién es la naturaleza?
Hoy, las corporaciones globales controlan 24% de la vegetación (productos agrícolas comestibles, fibras textiles, caucho, madera, las primeras generaciones de agrocombustibles) al transformarla en mercancía. Las más grandes compañías químicas, agro/biotecnológicas y de energía están formando empresas de innovación tecnológica para poder aprovechar toda la vegetación antes considerada marginal (que se había mantenido fuera del mercado mundial) para mercantilizarla.
Las materias primas (por ejemplo el algodón, el cobre, el caucho) tienen ahora un futuro incierto. Hoy hay nuevos materiales que podrían eliminar el comercio y las formas de supervivencia de las comunidades más pobres y los trabajadores más vulnerables. Las naciones que más dependen de las exportaciones de recursos naturales o productos agrícolas son las que sufrirán los impactos más graves.
La erosión de suelos y la pérdida de biodiversidad agrícola y pecuaria, la contaminación de las aguas, la creciente crisis de salud humana y animal no tienen precedentes en la historia de la humanidad. Y de esto las grandes empresas también hacen gran negocio: la crisis climática y los altos precios de los combustibles son ahora argumentos de la industria para sustituir la economía del petróleo por una nueva “economía del azúcar” cuya materia prima sería la biomasa a la que se le extraigan azúcares, que fermentados se pretenden convertir en combustibles o directamente en plásticos y otros materiales nuevos. Entrar en una era de “la economía del azúcar” implica mercantilizar el 76% de la naturaleza que no está todavía en manos de las industrias.
Las nuevas tecnologías no sustituyen la justicia social
Las nuevas tecnologías necesitan funcionar para ser rentables. Sólo necesitan destruir la competencia y torcerle la mano a los gobiernos. Una vez que el mercado está monopolizado, poco importa cuáles son los resultados de una nueva tecnología. Los fracasos tecnológicos no son una barrera para las ganancias. Una ciencia descuidada y unas malas tecnologías pueden ser rentables si los gobiernos les hacen leyes a la medida. Todas las tecnologías pueden resultar un fracaso y ocasionar catástrofes, pero eso no implica que dejen de usarse.
Los promotores de las nuevas tecnologías prometen el paraíso: que resolverán los problemas de hambre y pobreza, encontrarán la cura del cáncer y limpiarán el ambiente. Que pueden diagnosticar enfermedades de modo más barato y eficiente; mejorar la purificación del agua y la eficiencia de las celdas solares, reducir la demanda de materias primas y bajar drásticamente los costos de trasporte y energía. Pero ¿acaso la investigación financiada por las empresas se enfocará en los problemas de los desposeídos?, ¿serán accesibles a todos los productos patentados de las nuevas tecnologías? La verdad simple es que las nuevas tecnologías no pueden resolver viejas injusticias. Ningún remiendo tecnológico novedoso sustituye políticas sociales sanas y efectivas. Al contrario, aplicadas en sociedades injustas, las nuevas tecnologías abren más la brecha entre los poderosos y los necesitados, entre las oligarquías (económica, científica, intelectual) y la inmensa mayoría de la población trabajadora.
El control de las nuevas tecnologías permanece en manos de los ricos, porque los regímenes de propiedad intelectual y los oligopolios de mercado, junto con la complicidad de los gobiernos, siempre han logrado imponer qué tipo de tecnologías salen al público y a qué intereses sirven.
Todas las nuevas tecnologías tienen en común la falta de regulaciones, la ausencia de un debate serio y abierto sobre su desarrollo, la imposición de decisiones por parte de las empresas y un aparato propagandístico con ejércitos de periodistas y medios de comunicación. La ciencia en la que se basan no es independiente y carece de la rigurosa metodología que la ciencia siempre reivindicó como base de su nivel de confianza. Finalmente, los remedios tecnológicos son la solución menos apropiada para resolver los problemas provocados por la propia tecnología.
La resistencia existente
Las nuevas tecnologías acechan nuestras vidas cotidianas independientemente de los campos en que trabajemos.
El modo industrial de pensar se coló al quehacer de la ciencia y es ahora la tecnología, consentida por las grandes empresas, la que se apoderó de la visión del futuro y su control.
Si no confiamos en los gobiernos, corporaciones o los científicos, ¿qué hacemos?
Como individuos y sociedades tenemos que dejar de pensar únicamente en términos industriales. Comparar diversos modos de pensar y de hacer técnica, revisando la historia de la ciencia y el saber. Imaginar modos respetuosos que definan o limiten por consenso común las dimensiones, la escala y la intensidad de cualquier procedimiento tecnológico.
Tenemos que exigir cambios drásticos en los procesos de producción y los patrones de consumo para que la naturaleza descanse. Que ya no se hagan cosas que empeoran el calentamiento global. Restaurar los ecosistemas para que la Tierra pueda respirar de nuevo. Respaldar los saberes de las comunidades campesinas y pesqueras en un intento por descentralizar la ciencia. Fortalecer la resistencia de las comunidades urbanas para que resuelvan sus necesidades básicas, por lo que será crucial impulsar una reforma agraria verdadera y una soberanía alimentaria con soluciones locales basadas en saberes propios, colectivos. Trabajar desde nuestras regiones soluciones creativas, de escala humana, que enfrenten los desastres climáticos en el planeta, luchar por la alimentación, el agua, la salud, la vivienda y los saberes compartidos.
Existen soluciones reales y son diametralmente opuestas a los remiendos tecnológicos o los delirios de nuevas ciencias.
Hasta ahora, por ejemplo, son los agricultores campesinos, los pescadores artesanales, los pastores y pueblos indígenas quienes producen la vasta mayoría del alimento mundial. Lo hacen sin la erosión y contaminación de los sistemas industriales y custodian la fortaleza genética necesaria para hacer frente a la pérdida de biodiversidad y logran mucha soberanía alimentaria a partir de economías agrícolas locales, descentralizadas, diversas, libres de patentes, basadas en saberes y culturas campesinas. El 85% de los alimentos mundiales sigue produciéndose cerca de donde se consumen, y escapa en gran medida al sistema formal del mercado. De los 450 millones de establecimientos agrícolas del mundo, 85% son predios pequeños de menos de 2 hectáreas.
Tres cuartas partes de los agricultores del mundo (1 400 millones de personas) siguen guardando semillas de su cosecha y cultivan variedades mejoradas localmente.
La mitad de la población mundial vive ahora en ciudades, y los problemas asociados con la pobreza urbana son profundos. Pero entre 15 y 20 por ciento de la comida mundial se produce en áreas urbanas; la agricultura en las ciudades, ahora practicada por 800 millones de personas, aumenta cada día.
Pese a los monopolios farmacéuticos y la biopiratería, 70% de la población mundial depende de medicinas tradicionales para el cuidado de su salud.
Necesitamos tecnologías de bajo impacto, saberes que no persigan la ganancia sino el bienestar de la gente. Debemos recuperar el control social y político de nuestras soluciones prácticas y de la visión a la que están asociadas: debemos rechazar los llamados “imperativos tecnológicos” (la idea de que sólo la tecnología, y su producción industrial, nos puede salvar), y fijar entre todos unas fronteras humanas a la ciencia, más allá de las cuales en vez de impulsar entendimiento y justicia se promueve sinsentido, zozobra, riesgos al planeta y enajenamiento político y social.
Grupo ETC