sábado, 26 de noviembre de 2011

EL BUENISMO VICIADO DE LAS ONG





El buenismo viciado de las ONG
Un antropólogo critica los 50 años de cooperación en África
EFE Kenia
Hospitales sin inaugurar, ordenadores parados por falta de electricidad y guarderías en ruinas que jamás vieron un niño: "África es un inmenso cementerio plagado de proyectos abandonados".
Así de contundente se muestra el antropólogo Gustau Nerín, buen conocedor del trabajo de las ONG en el continente. Residente en Guinea Ecuatorial, sostiene que los 50 años de cooperación en África son la historia de un fracaso: "No se ha creado desarrollo y los pobres son cada vez más pobres. La cooperación se ha convertido en una gran industria al servicio de Occidente que sólo ha servido para reforzar su superioridad".
En su libro Blanco bueno busca negro pobre (Roca Editorial), Nerín denuncia el "buenismo" de las ONG, término utilizado para definir las ayudas basadas en el mero sentimentalismo. Así, critica que las ONG sean consideradas un "icono incuestionable" porque supuestamente encarnan todas las virtudes de Occidente. Según el antropólogo, muchos cooperantes se están lucrando: "Algunos cobran hasta 15.000 euros mensuales y trabajan con gente que no tiene ni un dólar al día. ¡Es inmoral!".
También dispara contra los medios de comunicación y asegura que hay poco rigor en el seguimiento de los proyectos. "Nadie se atreve a cuestionar una cosa que se ha hecho con buena voluntad ni se investiga sobre las fuentes averiadas, las vacunas caducadas y los quirófanos por estrenar que se pueden encontrar en cualquier rincón del continente", señala.
Más allá de proyectos solidarios, los analistas aseguran el futuro de África pasa por tener una relación más igualitaria con Occidente. En este sentido, Nerín pide la apertura del mercado internacional a los productos africanos y la transparencia de las empresas occidentales que trabajan en el continente. También aplaude iniciativas como la condonación de la deuda externa y anima a los ciudadanos a "buscar soluciones reales e ir más allá de la simple caridad de las ONG".

No hay comentarios:

Publicar un comentario