jueves, 27 de octubre de 2011

MERCADOS TRADICIONALES EN PELIGRO DE EXTINCIÓN



















MERCADOS
No, no vamos a hablar de esos que nos están devorando y que hay que aplacar, sino de los de verdad, de los mercados de barrio. En este caso visitamos el de San Antón, en la zona de Chueca, en pleno centro de Madrid. Este antiguo mercado ocupó en realidad diferentes ubicaciones y edificios en esta misma zona sufriendo en las últimas décadas un profundo deterioro hasta que el Ayuntamiento de Madrid lo incluyó en su Plan de Modernización y Dinamización de los Mercados de la ciudad. Recientemente remodelado tiene un aire muy moderno, con espacios diáfanos y puestos muy bien distribuidos, pero no es un mercado en su sentido más tradicional, aquí los productos ya elaborados y cocinados pasan a ocupar el papel protagonista.
En la planta baja un supermercado, en la primera varios puestos en los que destaca la presentación y calidad de los productos, tanto para llevar a casa como para ser consumidos allí mismo; es difícil resistirse a la tentación: zumos recién exprimidos, ensaladas frescas, pescado del día… una amalgama de color y sabor. En uno de los puestos algo muy difícil de encontrar: especias a granel, combinadas con todo tipo de frutas, verduras y hortalizas.
En el piso superior, una amplia oferta gastronómica a base sobre todo de tapas, cazuelitas, pinchos… representando a países como Italia, Grecia y Japón entre otros. Cocina en miniatura a la que casi da pena hincar el diente. Y ya en la parte superior, el restaurante con una carta variada y un menú muy apetecible. Buena parte de las mesas son corridas así que aunque vayas solo estarás acompañado. El aliño y la condimentación de primera a base de sal natural pura de Formentera (en spray), aceite de oliva virgen extra ecológico y vinagre de Jerez Pedro Ximenez. Ojo con el pan que se corre el riesgo de comérselo antes de que te saquen la comida, buenísimo. También tiene terraza, muy agradable, donde se puede tomar algo con toda tranquilidad.
Además es uno de los pocos mercados “sostenibles”que tienen instalados paneles solares y fotovoltaicos para obtener agua caliente y electricidad. Una visita muy recomendable si sois amantes de los productos frescos y de calidad, ahora eso sí … preparad la cartera.




María José Cortes Sadaba Colaboradora planeta verde .