martes, 25 de octubre de 2011

EL PELIGRO DE LAS ANTENAS


Existen estimaciones para las sociedades modernas que apuntan que la población electrosensible oscila ya entre el 3 y el 5%; personas que reaccionan ante la presencia o cercanía de campos electromagnéticos procedentes de routers y redes wifi, antenas de telefonía móvil, transformadores, aparatos eléctricos… Montserrat Ferrer, fundadora de la Asociación Oikos Ambiental, defiende que "todos somos sensibles a los campos electromagnéticos" y que es la exposición continuada lo que genera, en algunas personas, un rechazo que se convierte en hipersensibilidad y que empeora de forma notable la calidad de vida. "Somos cómplices"

No hay comentarios:

Publicar un comentario