viernes, 8 de julio de 2011

EL MALTRATO ANIMAL ESTÁ PRESENTE TODOS LOS DÍAS-

*El stam que nos lo cedió Grefa para las jornadas ecológicas de planeta verde ,las aves que se ven en la foto expuestas son de materiales reciclados no son reales por supuesto.



Hurón arrojado a la cuneta por un conductor de autobús de la compañía Alsa.
El pasado 26 de Junio, en el autobús 1 de la linea Solape Irun - Madrid Nerja de la compañía Alsa se dió un nuevo caso de violencia contra los animales. Un pequeño hurón de un año de edad que una joven tenía como mascota fue arrojado a la cuneta después de que se escapase de su trasportín.
El hurón viajaba con su dueña, una joven de 21 años con iniciales M.C.A. en dicho autobús, que salió a las 8 de la mañana de la estación de Méndez Álvaro de Madrid. Según el testimonio de la joven, cuando el vehículo estaba situado en el kilómetro 283 de la A-4 (cerca del pueblo Guarromán de la provincia de Jaén) el conductor se dió cuenta gracias a un pasajero de la presencia del animal en el vehículo y lo paró, abrió la puerta, y lo arrojó a la cuneta.
La dueña del animal, que se había quedado dormida durante el largo trayecto, no se había percatado de que su mascota se había escapado de su trasportín hasta que el autobús paró, y se levantó gritando que no tirasen al animal. Sin embargo ya era tarde, y pidió permiso desesperadamente para bajar del autobús con su mascota, pero el conductor se lo negó diciéndole "no, nada de animales, y vete a tu asiento que no puedes estar ahí". En ningún momento se preguntó a los pasajeros si el animal era de alguien.
Doce kilómetros más adelante, el conductor paró en una vía de servicio para hacer su relevo, lo que permitió a la joven escapar del autobús que prosiguió la marcha sin ella. Ésta consiguió volver haciendo autoestop gracias a un hombre de iniciales J.A.L. al lugar donde su mascota había sido arrojada, pero el animal ya estaba muerto.
La chica asegura que el conductor arrojó a la cuneta al hurón sin piedad y que el animal era completamente inofensivo. Este testimonio lo corroboran otros pasajeros del vehículo, que observaron que el hurón no opuso resistencia cuando lo cogieron y no era peligroso ya que al estar localizado y en posesión de uno de los pasajeros ya no suponía riesgo alguno para la seguridad vial del autobus ni de ninguna persona que viajase en él.
La joven ha puesto una denuncia y una queja formal que se encuentra pendiente de respuesta por parte de la empresa.

1 comentario:

  1. Es indignante el trato que dan a los animales en el transporte público, concretamente en los autobuses. Encima de pagar su pasaje te obligan a dejarlos en el maletero, donde puede volcar la jaula, o incluso ahogarse en trayectos larguísimos. Y ahora esto...

    ResponderEliminar