jueves, 5 de mayo de 2011

¿Sabes lo qué es el gas radón?




¿Qué es el radón?
El radón (Rn222) es un gas noble y radiactivo de origen natural, no tiene color ni olor y emite partículas o rayos al descomponerse. Proviene de la descomposición natural del uranio (U234), un elemento que se encuentra en casi todos los tipos de suelo, incluso en las rocas y el agua.
Aunque el radón ha estado siempre presente en el aire, su concentración en nuestras casas se ha visto significativamente aumentada en los últimos años por una construcción cada vez más hermética con la finalidad de lograr un mayor ahorro energético, por lo que puede ser un elemento de riesgo para el posterior desarrollo de una seria y grave enfermedad, estamos hablando del cáncer de pulmón.
Justamente por la constitución de su suelo, en Galicia se encuentran algunos de los lugares donde se observa una mayor concentración de este gas, que emana principalmente del subsuelo y de algunos materiales empleados en la construcción de viviendas.
¿Dónde se origina?
Se forma de manera natural por la desintegración del uranio que existe en las rocas y en el suelo. Este proceso de desintegración ocurre en la tierra desde hace miles de millones de años, se llama cadena de desintegración natural del uranio. Las rocas graníticas son de las que más uranio contienen, por lo que de ellas emana más radon.
¿Cómo se mide?
La cantidad de radón contenida en el aire se mide en Bequerels/metro cúbico de aire (Bq/m3), es decir, por el número de desintegraciones por segundo que tiene una muestra dada.
Un cierto nivel de radón en el aire se considera normal, 40 Bq/m3 es el nivel promedio en España[ref], aunque ningún nivel de radón es absolutamente seguro.
La Comunidad Europea recomienda que las viviendas de nueva construcción tengan niveles de radón inferiores a 200 Bq/m3, mientras que el nivel de acción recomendado para viviendas ya existentes es de 400 Bq/m3.
¿Cómo llega el radón al ser humano?
Debido a que el radón es un gas contenido en el aire, puede entrar en un edificio y permanecer atrapado en su interior, llegando a altos niveles de presión. El radón se mueve hacia arriba desde el suelo y penetra en la vivienda por las ranuras y otros agujeros de los cimientos. El radón puede penetrar en una vivienda a través de:
Grietas en los pisos sólidos y en las paredes
Juntas de la construcción
Espacios en pisos suspendidos
Espacios alrededor de las cañerías
Cavidades en el interior de las paredes
Suministro de agua
Cuanto más alto sea el nivel de radón, mayor es el riesgo de padecer cáncer de pulmón. Recientes estudios revelan que el riesgo de cáncer aumenta un 16% por cada 100 Bq/m3. Reduciendo el nivel de radón en tu hogar, puedes reducir el riesgo de contraer cáncer de pulmón. En la mayoría de las viviendas, el nivel de radón puede reducirse hoy en día fácilmente a 75 Bq/m3 o menos.

1 comentario:

  1. Hola, ¿cómo puedo saber si mi vivienda contiene altos niveles de radón? gracias

    ResponderEliminar