martes, 4 de enero de 2011

LOS ANIMALES NO SON JUGUETES



Los animales no son juguetes: son seres vivos que tienen necesidades, entre ellas la de ser cuidados responsablemente. Hacerse cargo de un perro o un gato cachorro significa asumir una responsabilidad enorme durante más de 10 años, que comienza con la esterilización y continúa con la alimentación, juego, cuidado, compañía que todos los animales necesitamos.
En navidad, todavía hay muchos padres que ceden ante la insistencia de sus hijos de regalarles una "mascota". Los perritos y los gatitos siguen siendo uno de los "regalos" más pedidos por los niños y niñas, que también se encaprichan con tortugas, aves, y otros animales que --a algunos se les olvida-- no son objetos.
Esto es muy malo para todos los involucrados. En primer lugar para el animal, porque no recibirá el cuidado que necesita. Además, los niños no controlan bien su fuerza, lo que puede causar heridas a los órganos o huesos de los animales más pequeños al tomarlos o manipularlos.
Para el niño o niña también es malo, porque le enseña que los animales son objetos que se piden, se compran, y se desechan. Finalmente, también para los padres que por ceder a un capricho infantil terminan haciéndose cargo de una responsabilidad que tal vez no querían o no estaban preparados para asumir.
La mayoría de los animales que son regalados durante estas fiestas terminan mal. Típicamente cuando pasa la novedad son relegados a un patio pequeño e insuficiente para sus necesidades, y más tarde echados a la calle donde pasan hambre, frío y malviven con enfermedades. Muchos de estos animales mueren en condiciones terribles. Estos no son casos aislados. Más de la mitad de los animales regalados en navidad son abandonados.
No regales animales y colabora ayudando a convencer a los que están a tu alrededor de que tampoco lo hagan. Un animal es un miembro más de la familia. Traer un animal a tu familia --adoptado, de entre los miles de perros y gatos que viven en los refugios de todo el mundo-- significa un compromiso permanente que debe tomarse en familia y con calma. La navidad es una época con muchos cambios y movimientos, y por lo tanto es un mal momento para tomar esta decisión.
¡Felices Reyes para todos!

No hay comentarios:

Publicar un comentario