viernes, 17 de diciembre de 2010

Mirar los españoles como somos de ingeniosos sin tanto I+d+i Soto inaugura el coche más soleado Una placa solar desarrollada por un leonés permite circular al vehículo

La placa solar de Antonio Pasalodos cubre el vehículo como si fuera un toldo Nevado
Fue en el año 2007 cuando Soto de la Vega sirvió de campo de pruebas de un nuevo combustible, desarrollado por Francisco Angulo a partir de residuos sólidos urbanos. El biocombustible, que pasó a denominarse Ecofa, dejó un olor a frituras en el pueblo, pero lo cierto es que los motores diesel funcionaban con éste con normalidad. Al margen de lo anecdótico, el aroma del Ecofa, el hecho marcó un hito en el interés por la tecnología más avanzada en el municipio, al menos en su Ayuntamiento, y por las nuevas tecnologías de la comunicación.
Ayer, el pueblo, en plenas fiestas, tuvo la oportunidad de conocer y conducir un coche eléctrico con capacidad de alimentar sus baterías sin necesidad de recurrir al enchufe con el que saldrán al mercado los primeros turismos que no consuman gasolina. El ingenio llega de China y el genio se lo aporta Antonio Pasalodos, de Cistierna, que ha sido capaz de reducir el peso del panel solar que ha acoplado al utilitario de tres ruedas chino en un 60%, incrementando su rendimiento en un 30% y disminuyendo su superficie otro 30%. Sólo así ha sido posible que el biplaza, que incorpora un cajón para carga, pueda rendir con eficiencia.
El vehículo consigue velocidades de hasta 90 kilómetros hora y consigue funcionar con la placa, cuando las baterías que le acoplaron de fábrica en China -”con autonomía para 180 kilómetros-” ya se han agotado. Cuando falta el sol es cuando el pequeño modelo chupa de pilas. El inventor de Cistierna también ha pensado en la posibilidad de que la noche o las nubes impidan a las placas obtener la energía y que las baterías se hayan acabado sin recurrir al enchufe: un aerogenerador plano permitirá aprovechar la fuerza del aire. En definitiva, se trata de lograr que la producción de energía para la automoción evite las emisiones de CO 2 no sólo en el uso de los automóviles, sino también en la carga de sus baterías.
Tras una exposición en la que se presentó el modelo y se expusieron sus ventajas, los asistentes pudieron disfrutar de la conducción del coche eléctrico.
Del asfalto al agua. En la misma conferencia, el inventor del Ecofa, Francisco Angulo, presentó su nuevo invento, con fundamento en la energía solar. El equipo estuvo presente en la casa de cultura de Soto, aunque se prefirió una película a probar el ingenio en las aguas del Órbigo. Se trata de un kit alimentado por una placa solar que permite a un submarinista respirar bajo el agua sin botellas.
La energía de los rayos del astro rey hacen funcionar un compresor que envía el aire sal buceador a través de un cable rizado, ya que el aparato se mantiene en la superficie flotando. Diferentes mecanismos de seguridad impiden que el sistema deje de funcionar.
Antonio Nevado, técnico en tecnologías del información y la comunicación del Ayuntamiento de Soto de la Vega, presentó a ambos inventores, y señaló que Pasalodos viajó en dos ocasiones a China con el fin de desarrollar su placa solar con la constructora del vehículo. Lo que no había conseguido en quince años de propuestas a instituciones públicas y privadas lo logró con una firma china en una conversación de quince minutos. Pasalodos viajó como turista a finales del año pasado y tuvo que regresar este año para terminar el proyecto el visado le permitía una estancia máxima de dos meses, en condición de turista. En abril, su proyecto era una realidad

5 comentarios:

  1. En su pueblo le han felicitado:

    http://ciudadanosindependientescistierna.blogspot.com/2010/09/el-emprendedor-antonio-pasalodos-y-su.html

    ResponderEliminar
  2. Cistierna he visto vuestro blog ¿sois un partido politico?

    ResponderEliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  4. ME PRESENTO, ESCRIBIRÉ EN http://alcorverde.blogspot.com/
    Y VOY A DAR CAÑA

    ResponderEliminar