miércoles, 29 de diciembre de 2010

LA INDUSTRIA FARMACEUTICA SE QUIERE CARGAR A LOS REMEDIOS NATURALES





La industria farmacéutica está a punto de eliminar a casi todos sus competidores. Desde el 1 de abril de 2011 todas las hierbas medicinales se convertirán en ilegales en la Unión Europea. Sólo podremos medicarnos con los productos que genere esta industria, sin ninguna otra opción, y a los precios que establezca. Se acabó el tratar catarros con tomillo, sauco y orégano, salvo que usted los cultive por su cuenta y riesgo.Como explica Heidi Stevenson en Gaia Health, la Industria Farmacéutica y la Agroalimentaria habrán completado el marzo el proceso de invadir cada uno de los aspectos relacionados con nuestra salud, desde los aditivos que se deben incluir en la comida hasta cómo debemos cuidarnos cuando enfermamos. Muchas veces precisamente por esos aditivos. Es un completo y lucrativo círculo. La Directiva Europea de Productos Medicinales Herbarios Tradicionales (THMPD) se aprobó el 31 de marzo de 2004. Puso normas para el uso de los productos herbarios que hasta entonces se habían utilizado libremente. Esta directiva exige que todas las preparaciones herbarias se sometan a los mismos procedimientos que los productos farmacéuticos. Incluso si durante siglos se ha demostrado la efectividad de la hierba medicinal. Los gastos para conseguir esta aprobación son tan elevados que sólo las grandes empresas pueden soportar (del orden de 80.000 a 120.000 libras por hierba). Además, cada hierba que forme parte de un compuesto tiene que someterse a otro costoso ensayo. El doctor Robert Verkek de la Alianza para la Salud Natural describe el problema: “lo que pretende hacer la Unión Europea con las hierbas medicinales es lo mismo que intentar colocar una clavija cuadrada en un enchufe redondo. La normativa reguladora no tiene en cuenta la tradición específica. Debe estudiarse con rapidez si tal directiva no discrimina a ciertas culturas y supone una violación de los Derechos Humanos”. Derecho mercantil El centro de todos los movimientos para colocar la comida y las medicinas bajo el control de la Agroindustria y la Industria Farmacéutica ha sido el Derecho Mercantil. Las medicinas tradicionales se han tratado desde un punto de vista comercial, en Europa y en EE.UU. La salud de las personas es un factor que no se tiene en consideración. ANH (Alliance for Natural Health) se ha enfrentado activamente contra esta imposición. Ha acudido a los tribunales en un intento de paralizar la entrada en vigor de la Directiva THMPD. Los ciudadanos también pueden dirigirse a sus representantes en el Parlamento Europeo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario