miércoles, 17 de noviembre de 2010

BTTEXPLORER

 
Hoy os queremos recomendar esta web, es para los ciclistas con mas ganas. podeis visitarla pinchando en el enlace siguiente http://bttexplorer.com

Nuestro gran amigo Isabelo nos propuso para el sábado día 31 de julio, una ruta bastante interesante y aunque casi todos ya conocemos parte de la misma; sin embargo, nos llevó su GPS por senderos, caminos y rincones de nuestra geografía madrileña no conocidos por algunos de nosotros, que nos han hecho descubrir un lugar muy interesante, “la Presa Vieja o Valmenor”. Según nos contó Isabelo, dicha ruta fue programada en el festibike del año 2008 y en el 2009 metieron una variante.                     
El inicio de la mencionada ruta se fijó en Colmenarejo en la famosa rotonda de los Chupa Chups a las 8,00 h. AM. Acudimos al punto, el proponente (Isabelo), Enrique, Carlos, Juanjo y yo. Una vez finalizado los saludos de rigor, decidimos descargar las bicicletas de nuestros coches y probar en qué estado se encontraban nuestras máquinas, pues las cargamos creyendo que están bien y cuando las descargamos se nos queda la cara de sorpresa de comprobar que no estaban todo lo bien que creíamos.
Empezamos a rodar con las mismas, y según voy necesitando cambiar a piñones grandes compruebo que no me funciona bien la palanca de aumento de los piñones (valga la redundancia), con lo que tengo que buscarme las “mañas” para poder hacer el cambio y valerme cuando estoy en apuros y no me da tiempo, utilizar el plato pequeño si es subida, lo que en muchos momentos tengo que llevar el cambio cruzado.
Después de comprobar esta incidencia desde el primer momento de nuestra salida, comenzamos a rodar por esos caminos pasando por donde se encuentra el muro de contención de esa hermosa presa la de Valmayor, Una vez pasado, cogemos a continuación un sendero tortuoso bastante interesante y de gran belleza que discurre más o menos paralelo al embalse hasta la finalización del mismo, con subiditas y bajaditas repletas de sombras muy entretenidas y perfectamente asequibles, y así vamos llegando a un camino más amplio lo que nos posibilita poder estar de cháchara en múltiples ocasiones, mientras que poco a poco nos vamos alejando del término municipal de Colmenarejo en dirección hacía el término municipal de El Escorial.
 A partir de El Escorial hacia Peralejo atravesamos de nuevo un sendero muy técnico, entre piedras, regueros que nos hace poner atención por donde rodamos, pues es fácil poder caerse. Llegados a Peralejo tomamos dirección Valdemorillo, por una zona llana y que más tarde se transforma en un camino lleno de dificultades.
 Llegamos a Valdemorillo alrededor de las 10,30 h. AM, por lo que decidimos parar cerca de un parque. Enrique nos invita a unos helados, que una vez ingeridos decidimos continuar con nuestro avituallamiento sacando todo lo que encontramos de comer de nuestras mochilas. Mientras que estábamos disfrutando del frescor de la mañana y degustando nuestras exquisitas galletas, plátanos, etc. etc., aparecieron otros bikers que al vernos se aproximaron para preguntarnos una dirección determinada a la que se dirigían y parte de la misma la teníamos que recorrer nosotros también, con lo cual se unieron a nosotros durante un tramo.
 Nada más dejar Valdemorillo, tuvimos que afrontar una subida técnica que nos llevó a un sendero terminando el mismo en la carretera de asfalto y aquí nos despedimos de los bikers que se habían unido a nosotros.
  A continuación cruzamos la mencionada carretera de asfalto y tomamos otra carretera que nos lleva hacía caminos y más senderos que se nos transforman en trialeras hasta llegar a un pequeño pantano de aguas cenagosas en donde hay un cartel que pone “Prohibido el baño”. Su nombre es embalse de “Valmenor”, en Colmenarejo lo llaman “La Presa Vieja” y en Valdemorillo lo conocen con el mismo nombre del pueblo.
                  
La historia de la mencionada presa es la siguiente:
 El río Aulencia procedente de El Escorial desagua entre los términos de Colmenarejo y Valdemorillo, alimentó originariamente varios molinos ya desde antes de la llegada de los romanos hasta la posguerra. Uno de ellos fue el molino de Sopas.
 Este molino se encontraba situado en un vallecillo formando como una especie de cañón. Este amansamiento del relieve provocado por la afluencia de varios arroyuelos al cauce principal, llamó la atención de los ingenieros de la época, que consideraron levantar un dique y embalsar sus aguas, por lo que en el año 1945 se construyó dicho embalse, y durante 30 años abasteció de agua a los pueblos de la sierra, hasta que la construcción en 1975 del embalse de Valmayor unos kilómetros más arriba, lo condenó al olvido.
 A partir de ese momento, los lodos provenientes de la depuradora situada a los pies de Valmayor empezó a verter el lodo al cauce del río Aulencia y éste lo llevaba hasta la Presa Vieja, cuyo dique lo retenía. En el 2001, a consecuencia de la repetidas denuncias de los grupos ecologistas, obligó a la potabilizadora a retirar los lodos. Ese mismo año se puso en funcionamiento la depuradora del arroyo de La Peralera, pero al parecer no ha debido de ser suficiente, ya que el diario digital de información general “EL FARO del Guadarrama”, de fecha 16 de marzo de 2009, denunciaba que seguían produciéndose el vertido de los lodos tóxicos a la Presa Vieja, pues a pesar de la altura de la presa, la realidad es que en el embalse hay poco más de un metro de agua, pues se encuentra totalmente llena de lodos.
 Junto a esta presa existen unas edificaciones que formaban parte de las viejas instalaciones para decantar y depurar de sólidos las aguas de este embalse y proporcionar infraestructura y cobijo a los empleados que trabajaban en las mismas. En la actualidad dichas construcciones se encuentran abandonadas y amenazan ruina. El entorno es de una gran belleza, y es una pena el abandono que sufre por parte de la Comunidad de Madrid.
                          Al llegar a este pequeño pantano aprovechamos para hacernos unas cuantas fotos en la pasarela del muro de contención y a continuación la atravesamos andando como igualmente la subida que la seguía.
 Posteriormente, pasamos por una sucesión de senderos y bajadas técnicas durante 5 km., así como por fuertes pendientes asfaltadas que nos pareció a todos que estábamos subiendo la Bola del Mundo otra vez.
  Y así poco a poco íbamos llegando a nuestro punto de partida con bajaditas y subiditas incluidas a una buena hora, que nos permitió tomarnos antes de irnos un buen refrigerio y comentar las vivencias de la mañana, como asimismo proponer diversas alternativas para nuestra próxima ruta.
 Rosa

No hay comentarios:

Publicar un comentario