viernes, 9 de abril de 2010

Entrevista a Joan Surroca I Sens: Un objetor del crecimiento

Entrevista a Joan Surroca I Sens: Un objetor del crecimiento

Mi amigo Miguel Angel Rozas -Portavoz de los Verdes de Alcorcon- me dijo:
"entrevista a Joan Surroca", pero...¿donde vive? -le dije- y me contesto: "en cualquier sitio te informaran de el"

No me hizo falta ir a verle, tan solo recogi una entrevista que le hicieron los de la revista Utopia, cristianos de base...y merece la pena



La crisis, ¿es una oportunidad? ¿Para quién?

Krinein es una palabra griega que significa a la vez crisis y oportunidad. Esta crisis no es nada trágico, depende. Puede ser un fastidio para los olvidados de este mundo, pero es una oportunidad para crecer en humanidad y para ello hay que decrecer económicamente.

O sea, que lo del “desarrollo sostenible”, un “oxímoron” que diría Arcadi?.

No es posible la cuadratura del círculo, como muchos embaucadores nos quieren hacer creer. La crisis actual es una crisis coral: económica, ecológica, financiera, de valores, política, religiosa… Aquí hay tres novedades: por primera vez en la historia de la humanidad, el planeta no puede abastecer nuestras demandas; los logros científicos sin su correspondiente control ético pueden conducir a una catástrofe, y la carrera armamentística, con 27.000 cabezas nucleares almacenadas, tiene el potencial para hacer desaparecer la humanidad y la vida toda del planeta. Saber conducir estos tres grandes retos inéditos sin que medie una tragedia requiere, además de la siempre necesaria suerte, un cambio fenomenal.

¿Existen alternativas solidarias a la crisis?

La alternativa hay que saber buscarla entre todos. No hay lugar para iluminados o populistas (el gran peligro actual). Necesitamos debate, participación, transparencia, renovación política en los personajes y en sus formas. Si participamos, ganaremos la partida, pero hay un empeño enorme para dejarnos permanentemente drogados, atontados. No hay lucidez porque no hay reflexión. No se dispone de tiempo para dejar hablar al silencio. El debate, tan necesario, desaparece porque algunos confunden la democracia como algo que confiere a los elegidos una especie de superioridad automática. No escuchan mientras ocupan el cargo. Las próximas crisis aparecerán cada vez más a menudo y serán más difíciles de superar. Desde mi punto de vista no hay otra salida que un cambio profundo de los valores. Tolstoi lo dejó muy claro: “Todos queremos cambiar el mundo, pero nadie piensa en cambiarse a sí mismo”.
 para leer mas pincha en: http://pventrevistas.blogspot.com/

Entrevista publicada en el nº 73 de 'Utopía', la revista de los cristian@s de base

1 comentario:

  1. Tengo que decir que la entrevista que habéis efectuado a Joan Surroca, me parece formidable: EXCELENTE.

    Las ideas que expone de cara al futuro que se nos avecina son sin lugar a dudas INDISCUTIBLES. Son de unos planteamientos totalmente certeros y nada visionarios, reales, con los pies en el suelo. El problema es como llevarlos a cabo, en medio de la vorágine de tantos intereses contrapuestos.

    *Que duda cabe que crecer en humanidad es lo que nos está faltando a todos, pues somos egoístas y esto no queremos aceptarlo ni verlo y está claro que tenemos que cambiar profundamente.

    He visto que Joan, sabe poner el dedo en la llaga y profundizar en estas cuestiones de forma sencilla y sublime, pero está muy claro que nos falta toda la verdadera reflexión que él nos demanda.

    ResponderEliminar