sábado, 13 de marzo de 2010

REFUGIADOS....

El ciclón de 2003 que arrasó Bangladesh mató a las últimas diez vacas que quedaban vivas del rebaño de Saleh, un ganadero de 34 años. "Cada año, los ciclones y las tormentas arrasan miles de campos y granjas. Arruinan nuestros negocios y tenemos que volver a empezar desde cero. Es una pesadilla", explica cansado. El ciclón Sidr, el más destructivo de los que han atravesado Bangladesh esta década, dejó 3.400 muertos y tres millones de desplazados en 2007. El último que ha visitado el país lo ha hecho esta semana, pero aún no hay un balance definitivo de daños.
Tras perder las últimas piezas de su ganado, Saleh se refugió durante unos meses en el boyante sector textil mientras preparaba su salida del país. "Ya no podía más. Un día me despedí de mi familia y me marché", explica en Madrid, adonde llegó en 2008. Ahora trabaja como camarero en un restaurante de comida española, junto a la Puerta del Sol.
La degradación ambiental desplaza ya a más personas que las guerras
Este año, la ONU calcula que la cifra de refugiados ambientales en todo el planeta ha alcanzado los 50 millones. Las estimaciones para 2050 varían

No hay comentarios:

Publicar un comentario