sábado, 27 de marzo de 2010

CAMBIO DE HORA

En 2010, el último domingo de marzo, más precisamente el día 28 de marzo, Europa pasará al horario de verano. De hecho, la noche del sábado 27 de marzo al Domingo 28 de marzo 2010 a las 2 hs. (hora local), los relojes se deberán ser adelantados y marcar las 3 hs.


Esta decisión se remonta a 1976 y el objetivo principal es reducir el consumo de energía. La idea era alargar el atardecer con el fin de utilizar menos electricidad para la iluminación. Y ahorrar 300.000 TEP (es decir, las toneladas equivalentes de petróleo). A pesar de que se estima un ahorro energético que alcanza los 250.000 TEP, el resultado sigue siendo muy importante en países como Francia e, inclusive en Bélgica, ya que son menos dependientes del petróleo.
En la actualidad, este cambio de horario está regulado por un decreto real del 19 de diciembre de 2001, que se basa en la directiva europea 2000/84/EG del Parlamento Europeo y del Consejo de la Unión Europea del 19 de enero de 2001. Para lograr que el cambio de hora sea más armonioso, Europa ha querido facilitar los medios de transporte, las comunicaciones y el intercambio entre los países.
No obstante, el objetivo fundamental de nuestro cambio de hora 2010 sigue siendo lograr el ahorro energético, ahorro de electricidad, ahorro de luz. Es decir estirar los días para sacarle más provecho a la energía solar. Es decir, que todos podamos ganarle tiempo al tiempo y aprovechar más y mejor las horas que nos obsequia el sol en nuestras actividades cotidianas como, por ejemplo, la salida del trabajo, las horas de estudio con luz natural o cualquier tipo de actividad recreativa como puede ser dar un paseo por el parque aprovechando, al máximo, la luz natural. El impacto de ahorro energético que implica este cambio de hora es significativo para toda Europa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario