domingo, 10 de mayo de 2009

EL MAR -blog verde-


En la actualidad, el mar está siendo víctima de las amenazas del hombre contemporáneo que no se detiene a pensar en la naturaleza. El crecimiento demográfico está empeorando aún más las cosas. Y, entonces, nos preguntamos: ¿Qué mar nos espera en el futuro?

En la Edad Media, los hombres -que ni conocían ni entendían de las profundidades del mar- sólo se dedicaron a concebir todo un conjunto de teorías y de representaciones buscando una explicación para el fenómeno de las tormentas, el origen de los ríos y de las mareas desde la creación del mundo.

El mar ha sido, y aún continúa siendo, fuente de inspiración para muchos poetas, escritores, músicos y pintores de todos los tiempos. Este “cara a cara” del artista frente al mar ha dado lugar a la creación de maravillosas obras literarias como las de Victor Hugo o Julio Verne, a la creación de pinturas como las de Monet o Renoir y a la creación de composiciones musicales como las de Claude Debussy. En este tipo de confrontación con el mar, el hombre no cesaba de interrogarse acerca de cuál era su relación con el infinito, con la vida y con la muerte.

Según opiniones de los eruditos, es por el mar por donde conviene comenzar toda geografía. Sin embargo, a fines del siglo XIX, las profundidades submarinas eran aún un enigma. Pero, los progresos en el conocimiento del mundo marino y sus habitantes han experimentado sus avances a pasos agigantados, en los últimos años. Los estudiosos decidieron investigar más y más sobre los seres que habitan los mares.

¿Cuáles son las amenazas que sufre el mar en la actualidad?

Millones de toneladas de hidrocarburos no hacen más que llenar de basura los mares. Cada año hay más de 6 millones de toneladas de diversos productos (aceites, productos químicos, detergentes, etc.) que están contaminando, con impunidad, los mares del mundo que servirían para recuperar más del 72% de nuestro planeta. Mientras que la polución accidental, es decir, los naufragios de navíos representa apenas el 2,5% en total de la polución marina.

Dos tercios de la polución marítima proviene de la tierra por vía atmosférica, ya que constituye la fuente principal de sustancias nocivas (plomo, mercurio, etc.) que terminan en el mar. En China, por ejemplo, el 80% de los desperdicios industriales son tirados al mar sin ningún miramiento. En los países en desarrollo han desaparecido más del 20% de las especies marinas en los últimos años.

Hoy en día los mares han dejado de ser aquel espacio infinito con el que soñaban los artistas y los enamorados. Pero, es muy injusto que se conviertan en el último de los basurales.

Las actividades humanas están amenazando la flora y la fauna marina. Esto nos hace temer una ruptura del equilibrio ecológico. El mar ya no es un oasis infinito de vida porque los animales marinos ya se están acercando a las zonas costeras, es decir, poco profundas. ¿Buscan amparo? Seguramente que sí. La destrucción de los “habitat” bajan, considerablemente, la reproducción de la florea y la fauna.

La pesca ilegal enrarece los microorganismos y la caza submarina, practicada de modo irresponsable, disminuye numerosas especies de peces de rocas sedimentarias. Por otra parte, los centros de recreo están devastando los herbarios y los campos de corales. Sin embargo, una amenaza mayor aún es la provocada por la pesca industrial. La existencia de los peces es explotada más allá de su límite biológico seguro. La pesca de peces de aguas profundas es, particularmente, vulnerable dada su difícil reproducción.

El crecimiento demográfico constituye, de este modo, una fuerte amenaza si no se toman medidas fuertes e inmediatas. Si estas actitudes perjudiciales de la humanidad no se revierten, el futuro del mar está en peligro y la ruptura del equilibrio será inminente.

1 comentario: