martes, 19 de mayo de 2009

CONSUMO RESPONSABLE


¿QUÉ ENTENDEMOS POR USO ÉTICO
DE LOS RECURSOS NATURALES Y ECONÓMICOS?



Todas las personas somos consumidores de recursos, tanto naturales como financieros. La llamada al uso ético de los recursos es un recordatorio de que los recursos son finitos, y que las decisiones sobre cómo usarlos deberían estar basadas en criterios éticos.

El uso ético de los recursos naturales subraya el hecho de que nuestro modelo de desarrollo necesita ser sostenible. Ese modelo de desarrollo pretende satisfacer las necesidades de las generaciones presentes sin comprometer las posibilidades de las del futuro para atender sus propias necesidades. Y respeta la capacidad limitada del ecosistema para absorber el impacto de las actividades humanas.

El uso ético de los recursos promueve también el consumo responsable. El consumidor responsable es una persona consciente de que detrás de cada acto de consumo que realiza se pone en marcha una maquinaria compleja y que, precisamente con ese consumir puede estar favoreciendo o bien ahondando más en determinadas desigualdades. El consumidor responsable es aquella persona que ante una determinada elección de compra se plantea una serie de criterios éticos que le hacen inclinar su elección. Es una persona que antepone lo que hay detrás, el valor social de lo que compra.

La finalidad del uso ético de los recursos financieros es contribuir a mejorar las condiciones de vida de la sociedad y al desarrollo sostenible del planeta. Se basa en la decisión de actuar en el mercado financiero de acuerdo a principios éticos y sociales. Los inversores éticos se preocupan por la seguridad y los intereses de sus inversiones, pero, al mismo tiempo, se preocupan también profundamente por el bien de la sociedad. Las inversiones éticas se llevan a cabo frecuentemente por medio de los fondos de inversión éticos, que son instituciones de inversión colectiva cuyo objetivo es dirigir el ahorro hacia aquellas empresas u organizaciones que de acuerdo con el ideario del fondo cumplan con los criterios (sociales, morales, religiosos y medioambientales) valorativos y/o negativos en él reflejados, para contribuir de esta forma a mejorar las condiciones de vida de la sociedad y al desarrollo sostenible del planeta. Para asegurar que los títulos elegidos coinciden con los principios del fondo, las compañías son examinadas muy escrupulosamente. Un fondo socialmente responsable poseerá solamente títulos de compañías que se adhieran a los estándares más altos de “buena ciudadanía”.

Oficina de JPIC - Roma

No hay comentarios:

Publicar un comentario