lunes, 26 de enero de 2009

Cantico de las criaturas

EL CÁNTICO DE LAS CRIATURAS (estracto)

Alabado seas, mi Señor,
en todas tus criaturas,
especialmente en el Señor hermano sol,
por quien nos das el día y nos iluminas.

Y es bello y radiante con gran esplendor,
de ti, Altísimo, lleva significación.

Alabado seas, mi Señor,
por la hermana luna y las estrellas,
en el cielo las formaste claras y preciosas y bellas.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano viento
y por el aire y la nube y el cielo sereno y todo tiempo,
por todos ellos a tus criaturas das sustento.

Alabado seas, mi Señor, por el hermano fuego,
por el cual iluminas la noche,
y es bello y alegre y vigoroso y fuerte.

Alabado seas, mi Señor,
por la hermana nuestra madre tierra,
la cual nos sostiene y gobierna
y produce diversos frutos con coloridas flores y hierbas.

El autor de tal hermosura de canto, no es un poeta contemporaneo o un hippie reconvertido, ni tan siquiera un alternativo "fumao". El autor del Canto al Sol o de las criaturas nacio en el año 1.182 en Asís, Italia y es el Hermano Francisco, o San Francisco de Asís, EL PATRON DE LOS ECOLOGISTAS.

Francisco de Asís seguramente si viviese en nuestros tiempos nos hubiese dicho..."SI LA NATURALEZA ESTÁ ENFERMA, es PORQUE ESTA ENFERMA LA SOCIEDAD"

1 comentario:

  1. un franciscano2/2/09 19:30

    mE HA GUSTADO MUCHO que por fin hableis de Francisco de Asís y mas en un espacio ecologico, os adjunto un comentario que leido escrito por J.A. Merino
    El convencimiento sentido y vivido en la espiritualidad franciscana es el reconocimiento y la celebración de la gratuidad de la vida y del mundo como don. Desde ese reconocimiento de la gratuidad de la existencia, la vida se transforma en celebración, fraternidad y gratuidad. Quien logra descubrir el mundo y todo lo que hay en él como gracia y gratuidad, no puede ser un agente destructor, depredador ni corruptor del mundo natural.
    Es verdad que la ecología es cuestión de ciencias interdisciplinares, de técnicas sanas y de políticas protectoras. Pero también es verdad que la ecología necesita de una nueva mentalidad en todos los habitantes de este universo, que se debe traducir en respeto, salvaguarda y protección.

    El franciscanismo no propone soluciones técnicas; para ello están los técnicos. Tampoco propone soluciones políticas, pues para ello están los políticos responsables. Propone algo previo y más fundamental, como es crear una nueva conciencia de responsabilidad, solidaridad y custodia onerosa. El franciscanismo puede ser el fermento de una revolución pacifica de las conciencias y de los comportamientos para sanear el medio ambiente y poder llegar a la gran fraternidad cósmica, que es el símbolo de lo que nos falta”

    ResponderEliminar